Honda CR-V 2012

Honda CR-V 2012
Mejoras en la cuarta generación

Las claves de la Honda CR-V 2012

1. Cuarta generación

 

Para 2012, la CR-V recibe un completo rediseño. Pese a mantener la misma plataforma, la nueva Honda CR-V es un modelo diferente al anterior. Tanto su imagen externa como interna cambian, como también lo hacen algunas dimensiones, motor, suspensiones y tecnología.

 

2. Motor más eficiente

 

Mantiene como única opción mecánica un 2.4 litros de 4 cilindros, acoplado a una transmisión automática de 5 velocidades, aunque mejora sus prestaciones y consumos.

 

Así, este propulsor produce 185 HP y 163 lb pie de torque (5 HP y 2 lb-pie más que el modelo anterior), que le permite hacer el 0 a 60 mph en poco menos de 9.5 segundos.

 

El consumo de combustible mejora hasta las 23mpg en ciudad y 31 en carretera en las versiones con tracción delantera, como nuestra unidad de pruebas, mientras que en los modelos con tracción integral, es de 22 mpg y 30 mpg, lo que le convierten en uno de los SUVs más económicos del mercado, sólo superado por el Mitsubishi Outlander Sport, Nissan Juke (ambos mucho más pequeños) y por el novedoso Mazda CX-5.

 

3. Más tecnología

 

En cuanto a tecnología, la Honda CR-V añade multitud de componentes a la dotación de serie, como Bluetooth, cámara trasera de estacionamiento, radio satélite con inrface Pandora o posibilidad de enviar mensajes de texto.

 

Por primera vez, incluye un sistema DVD para las plazas traseras, disponible únicamente como opción para el acabado EX-L, y que otorga a esta CR-V un aire más lujoso de lo que en realidad tiene.

 

4. Precio

 

El precio de una Honda CR-V 2012 básica es de 22,495 USD, pero a medida que se añaden niveles de acabado y extras fácilmente supera la barrera de los 27,000.

 

Al volante de la Honda CR-V 2012

Imagen

 

Comparada con la anterior generación, la nueva Honda CR-V nos parece una SUV con más presencia, más empaque, más agresiva si se quiere.

 

Las líneas de la carrocería son más marcadas y la voluminosa fascia delantera acentúa esa sensación de poder y fuerza.

 

El paragolpes trasero está ahora más elevado, sin duda con el objeto de mejorar el ángulos de salida y aumentar la distancia de la carrocería al suelo en manejo offroad.

 

La anchura y distancia de ejes de esta CR-V 2012 continúan siendo iguales que las del modelo anterior.

 

Sin embargo, pierde una pulgada en algura y longitud. En la práctica, esta pequeña reducción no tiene connotaciones negativas para los ocupantes, dado que el espacio para piernas no cambia. Incluso el espacio interno es mayor.

 

Acoplados en el interior, la cabina parece más refinada, no sólo por su aparente diseño, también por la mejora general de los plásticos utilizados.

 

Los cuadros de mandos son de fácil acceso e intuitivo manejo. Y en el hueco central que separa los asientos delanteros, Honda ha colocado una práctica consola donde guardar objetos, algo de lo que adolecía la generación anterior.

 

Las plazas traseras ya no se deslizan hacia detrás y hacia delante como en el modelo anterior, sin embargo cuentan con un tirador automático ubicado en la cajuela, que permite doblar los asientos dejando un piso de carga prácticamente plano.

 

Con los asientos plegados, el volumen para albergar maletas y otros objetos pasa de 37.2 pies cúbicos a 70.9.

 

Impresiones de manejo

 

En la mayoría de las situaciones de manejo, los 185 HP y 163 lb-pie del 4 cilindros resultan suficientes para mover las 3,305 libras (3,408 en el caso de la variante EX-L probada) que pesa esta camioneta.

 

No es un motor explosivo y eso se nota en carreteras de montaña o en tramos muy virados en los que las aceleraciones son frecuentes.

 

En esos momentos, cuando el motor renquea y el recurso la marcha inferior se hace frecuente, que no molesto, es cuando echamos en falta un V6, que ni siquiera como opción.

 

En el interior, el Honda CR-V se siente silencioso.

 

Gracias al trabajo de insonorización efectuado por los responsables de producto de Honda, este modelo parece más refinado de lo que en realidad es.

 

Esta calidad de marcha, debida a la ausencia de ruidos aerodinámicos y vibraciones de motor, tiene su traducción práctica en viajes largos confortables y amenos.

 

En carreteras amplias y planas, la CR-V transita con facilidad y economía, hechos estos apoyados por la posibilidad de utilizar una opción de manejo denominada Econ que modula la respuesta del acelerador para incentivar la economía de combustible.

 

A pesar de la falta de fuerza del motor, la respuesta del bastidor es de lo mejor del segmento, continuando la senda marcada por generaciones anteriores de este modelo.

 

La dirección es comunicativa y precisa, y las suspensiones sujetan suficientemente en tramos con curvas, haciendo de esta CR-V mucho más divertida de manejar que cualquiera de sus rivales.

 

Este hecho refuerza la idea de que a este modelo le vendría bien un V6 en opción.

 

Por último, la seguridad está bien protegida gracias a un completo equipamiento de serie que incluye frenos de disco en las cuatro ruedas, ABS y EBD de apoyo a la frenada, controles de tracción y estabilidad, reposacabezas delanteros activos, seis airbags, sistema de monitoreo de la presión de los neumáticos, cinturones de tres puntos.

 

El añadido de zonas de absorción de impactos y el conocido diseño ACE (Advance Compability Engineering) del chasis que ayuda a distribuir por toda el armazón la fuerza provocada en una colisión frontal ayudan a proteger la integridad física de los ocupantesa CR-V ha sido elegida como Top Safety Pick por la IIHS.

 

Nos gusta

 

Interior con estilo y carga tecnológica

 

Relación precio / consumos

 

Insonorización

 

Nos gustaría

 

Más opciones mecánicas

 

Más caballos

 

Rivales de la Honda CR-V 2012

Si exceptuamos al Mazda CX-5, recién llegado, el Honda CR-V es el modelo más económico del mercado de las SUV de mediano tamaño.

 

Tan solo el Hyundai Tucson rinde un consumo combinado de 26 mpg, el resto de competidores Outlander, Rogue, Equinox, Terrain o Santa Fe, están por debajo .

 

Bien es cierto que la CR-V es, con 178 pulgadas, la más pequeña de las camionetas medianas y que, por tamaño podríamos compararla con las SUVs del segmento inferior, como Volkswagen Tiguan, Hyunda Tucson o Kia Sportage.

 

Sin embargo, por confort de marcha, desempeño dinámico y precio se merece estar un escalón más arriba. De hecho, hay pocos competidores que se le puedan igualar.

 

Conclusión

 

Las virtudes de la CR-V son muchas y variadas y contribuyen a esconder esa comentada falta de fuerza de su motor de 4 cilindros.

 

Si tenemos que escoger dos, nos quedamos con la ausencia de ruidos en la cabina y con la facilidad de manejo, eso sin olvidarnos de una excelente relación precio consumos.

 

Puestas todas esas cosas en común, tenemos una de las opciones más interesantes del mercado de las SUVs.

 

Además, con la llegada del modelo 2012 ha ganado en calidad y calidez interior. ¿Qué más se puede pedir?

 

Fotogalería de la Honda CR-V 2012.

COMENTARIOS