Infiniti G37S Sedán 2012

Infiniti G37S Sedán 2012
Versión deportiva de la gama G37 Sedán

Probamos la variante S, la más deportiva de la gama G37 sedán, con cambio manual y diferencial de deslizamiento limitado.

 

Las claves del Infiniti G37S Sedán 2012

 

1. Variante sedán y deportiva

 

De la gama G de Infiniti hemos tenido la oportunidad de probarlo en todas los formatos y en todos los colores. Desde el pequeño G25, hasta el vitaminado G37 IPL coupé, pasando por el G37 convertible.

 

Sólo nos faltaba manejar el, probablemente, estandarte de la marca que no es otro que el G37 Sedán, dada su condición de modelo más vendido de la marca.

 

Y dentro de las diferentes versiones que existen del sedán nos correspondía, la variante S que con detalles como diferencial de deslizamiento limitado, caja manual de seis velocidades o neumáticos de altas prestaciones se sitúa como el más deportivo de todos los G37, con permiso, claro esta, de los IPL, que vienen a ser algo así como los "M" o los AMG de Infiniti.

 

2. Motor V6

 

El auto monta el mismo V6 de 3.7 litros que llevan el coupé y el cabrio.

 

Este motor cuenta con las tecnologías VVEL (de elevación variable de las válvulas) y C-VTC (de control continuo de apertura de las válvulas), en la versión sedán desarrolla 328 HP y 269 libras-pie de torque y tiene un consumo de combustible de 17 mpg en ciudad y 25 en carretera.

 

3.Precios

 

Vale la pena recordar que el Infiniti G37 Sedan 6MT se ubica en lo más alto de su gama, con un precio inicial de 37,000 dólares.

 

La versión básica arranca en 33,250 dólares. Comparado frente al resto de carrocerías encontramos que el precio del coupé se mueve de 36,050 dólares hasta 40,400; mientras que el convertible comienza en 44,350 dólares y sube hasta 46,950 para la variante más deportiva.

 

Al volante del Infiniti G37 Sedán

 

Muy deportivo El sedán G37 es nada más y nada menos que el modelo mejor vendido de Infiniti, lo cual para empezar, es una excelente carta de presentación.

 

Surgido primero que sus parientes coupé y convertible, fue el precursor de lo que se ha convertido en el sello de la familia: el equilibrio entre deportividad y confort.

 

Un auto indicado para quienes no pueden prescindir del espacio pero anhelan algo más de emoción a la hora de manejar.

 

Nuestra unidad de pruebas, la variante S, monta de serie una caja manual de seis velocidades de respuesta ágil y precisa. Esta caja combinada con rines deportivos, dirección y suspensions deportivas y diferencial de deslizamiento limitado (componentes exclusivos de esta versión S) permiten extraerle todo el jugo a la naturaleza deportiva del motor V6.

 

Con estos añadidos, las sensaciones de manejo reproducen lo que habíamos experimentado en los G37 Coupé y lo aproximan incluso al IPL: un comportamiento equilibrado y excelente.

 

Este es un auto capaz de reaccionar rápidamente si le pedimos un brusco cambio de velocidad, y de girar en curva sin balanceo y bien agarrado al asfalto; sin embargo, frente a una conducción más tranquila, demuestra la dosis suficiente de comodidad que necesitamos diariamente y sus suspensiones, aunque rígidas, no llegan a cansarnos en uso continuado.

 

Estética familiar

 

Con minimas actualizaciones, el G37 sedán permanece prácticamente inalterado desde que en 2009 vino para sustituir al G35 sedán.

 

El exterior del auto se caracteriza por el familiar cofre y perfil, y por ese frontal de limpio diseño, en el que las luces antinieblas quedan integradas en el paragolpes y la parrilla de cuatro cuchillas parece sonreírnos.

 

La parte trasera del G37 muestra el mismo estilo inconfundible de los modelos de la gama.

 

En el interior las reformas se evidencian de manera sutil en las paletas de colores, en las pantallas de los cuadros de relojes -más legibles-, en el brillo de la madera y en los tonos del recubrimiento de piel.

 

La consola central ha sido rediseñada, mantiene el estilo inspirado en elementos tradicionales de Japón pero se optimiza en simplicidad y comportamiento intuitivo.

 

Mucho equipamiento

 

De serie, el G37 Sedan 6MT trae suficiente equipamiento como para complacer al exigente público. Hablamos de calefacción para los asientos y hasta para los espejos retrovisores en el exterior, cámara trasera, controles en el volante, pedales de aluminio, techo panorámico eléctrico, tecnología Bluetooth, radio satelital y control eléctrico para abrir el maletero, asientos deportivos, entre otros elementos de los cuales -siendo totalmente honestos- realmente podríamos prescindir.

 

Todo ello viene complementado en nuestra unidad de pruebas por paquetes extras como el Navigation Package o elementos opcionales como control de crucero o climatizador automático.

 

Nos gusta

 

- Deportividad de esta variante S

 

- Buena relación calidad precio

 

Nos gustaría

 

- Menos ruido de motor

 

Rivales del Infiniti G37 Sedán

 

Los rivales naturales del G37 sedán son los Serie 3 de BMW, los A4 de Audi o el Clase C de Mercedes, los Acura TSX o los Lexus IS.

 

Respecto a los tres primeros resulta algo más barato, mientras que frente a los segundos tiene un espíritu más deportivo.

 

Conclusión

 

El secreto del éxito del Infiniti G37 Sedan, más en esta versión S, de Sport, es su equilibrio entre prestaciones y confort.

 

Comparado con la versiones coupé y cabrio, continúa siendo una atractiva opción, pues independientemente de la naturaleza especial de estos últimos, el sedán es capaz de ofrecer emoción sin renunciar a sus características familiares y mayor tamaño.

 

Fotogalería del Infitini G37S Sedán 2012

 

Fuente:

 

COMENTARIOS