Mercedes SLK55 AMG 2012

Mercedes SLK55 AMG 2012
El SLK más potente de la historia
Comenta aquí

Atractivo y distintivo. Así es el nuevo Mercedes SLK55 AMG, el SLK más potente de toda la historia. Hemos tenido el honor de probarlo por toda una semana.

 

Las claves del Mercedes SLK 55 AMG

 

1. Nuevo modelo

 

Se trata de la tercer Mercedes SLK consecutivo que recibe el tratamiento AMG. Si los dos anteriores, el SLK32 y el antiguo SLK55 sorprendían por su diseño, dinamismo, sofisticación y carga tecnológica, este nuevo SLK55 AMG nos deja a todos boquiabiertos al seguir siendo el único roadster compacto del mercado con motor V8.

 

2. Motor V8 aspirado

 

Y si de motor hablamos, el del nuevo Mercedes SLK55 AMG parte del mismo V8 de 5.5 litros que los E63, CLS 63, S63 y CL63 AMG, con la gran diferencia de que no utiliza sobrealimentación biturbo.

 

De este modo, este motor aspirado rinde algo menos que los biturbo, siendo la potencia declarada de 415 HP y el torque, de 398 lb pie a las 4,500 rpm.

 

El SLK55 AMG es capaz de hacer el 0 a 60 mph en apenas 4 segundos y medio.

 

3. Seguridad

 

Sin duda alguna, el elemento más destacable del SLK55 AMG es su completo equipo de seguridad. Para ser un roadster biplaza de techo duro, el SLK es un prodigio de las soluciones encaminadas a proteger a los ocupantes.

 

Todos los SLK vienen, de serie, con ABS, control de estabilidad y de tracción, airbags laterales, airbags de rodillas, barra antivuelco, sistema de asistencia a la atención, que minimiza los riesgos de falta de atención o sueño, por parte del conductor.

 

Opcionalmente, nos encontramos con el sistema PreSafe, que ante un riesgo de colisión pone todos los dispositivos del vehículo a funcionar para evitar el choque.

 

4. Dotación abundante

 

El equipamiento del SLK55 AMG es profuso. Cuenta con la dotación de serie del Mercedes-Benz SLK350 y a eso añade, además del motor V8, llantas específicas, suspensión y dirección de tarado más deportivo, frenos más potentes, asientos deportivos y paquete Premium.

 

Como opciones es posible añadir paquetes multimedia y de iluminación. Finalmente, para los que quieran más deportividad existe un sensacional paquete AMG de conducción deportiva, que, permite alcanzar una velocidad máxima hasta las 174 mph, e incluye diferencial de deslizamiento limitado, suspensión AMG Performance, frenos más potentes, rines de 18 pulgadas en negro mate y volante deportivo revestido de Alcantara.

 

5. Precio

 

El precio MSRP de un SLK55 AMG ronda los 67,500 USD. Con el añadido de estos paquetes, como en nuesta unidad de pruebas, llega fácilmente a los 80,000 USD.

 

Al volante del Mercedes SLK55 AMG

 

El Mercedes SLK55 AMG es, gracias a una potencia de 415 caballos y un torque de 398 lb-pie, el SLK más potente de la historia.

 

Para extraer todo el partido a tan extraordinaria fuerza, este biplaza cuenta con las últimas soluciones en materia de deportividad de la casa AMG, pero también con otras soluciones para hacerlo responsable con el medioambiente y equilibrado.

 

Así, la fuerza se transmite a los rines traseros a través de un cambio automático AMG Speedshift Plus 7G-Tronic de siete marchas, gestionable en tres modos de conducción diferentes C, de Controlled Efficiency, S, de Sport y M de Manual –controlable por levas tras el volante-.

 

Con los modos de conducción adecuados el SLK55 AMG hace el 0 a 60 mph en 4,5 segundos y tiene un gasto de combustible de 19 mpg en ciudad y 28 en carretera.

 

No sólo el cambio contribuye a hacer un modelo tan mesurado. También dispositivos y soluciones varias, como el sistema de parada y arranque automático del motor y la desconexión selectiva de cilindros que trabaja conjuntamente con la caja de cambios cuando tiene el modo C insertado.

 

El sistema de desconexión de cuatro cilindros sólo funciona cuando el auto transita entre las 800 y 3,600 rpm (por otro lado, el rango de utilización más habitual).

 

Sensaciones de manejo

 

El SLK55 AMG resulta un auto muy divertido de manejar, tanto a cielo abierto como con la capota puesta. El peso del motor, apena187 kg., permite sacarle toda la deportividad apoyado en sistemas como el Torque Vectoring Brake de AMG (interviene en el freno de la llanta trasera que gire en el lado interior de una curva para hacer más precisa la trayectoria), la dirección deportiva AMG o la suspensión Performance AMG.

 

Otro elemento destacable es el ESP en tres fases: 'ESP ON' (activado en todo momento), 'Sport Handling Mode' (desactivado parcialmente) y 'ESP OFF' (desactivado totalmente).

 

El nuevo cambio 7G-Tronic, en modo Sport es extraordinariamente rápido, tanto en subidas como en reducciones.

 

Esto permite una conducción bien agresiva apoyada en unas firmes suspensiones, en un sistema de frenado contundente y en el mencionado sistema Torque Vectoring Brake, que detecta posible sobreviraje y regula la fuerza entregada a la rueda interior que propulsa.

 

De todos modos, para notar este sistema en acción, hay que ir excesivamente rápido y, probablemente, sólo llegaremos a apreciarlo en un circuito cerrado.

 

Por otra parte, en manejo normal, el SLK55 AMG apenas subvira.

 

En manejo sosegado, el SLK55 AMG hace honor a su filosofía roadster.

 

Un auto divertido, lujoso y que llama la atención.

 

Interior de primera

 

El interior del nuevo SLK está basado en el del superdeportivo SLS. El tablero de instrumentos es muy similar y los materiales también.

 

Los mandos son idénticos a los que nos hemos encontrado en otros Mercedes, la única diferencia con el resto de la línea, la encontramos, obviamente, en los controles del techo retráctil.

 

Con el techo puesto, la cajuela de este biplaza tiene unos generosos 10.1 pies cúbicos. Con él, guardado, la capacidad cae hasta los 6.4 pies, todavía interesante para un roadster.

 

Manejando sin capota, la cabina está tan bien aislada que casi no necesitamos unos opcionales paneles bloqueadores ubicados tras los reposacabezas.

 

Es un auto que se puede manejar al aire libre casi todo el año.

 

En climas fríos resultarán muy útiles tanto los asientos calefectados como el sistema AirScarf que envía aire caliente directo al cuello. En climas muy calientes, el cuero antireflectante de los asientos y tapicería ayudará a rebajar los calores veraniegos.

 

Nos gusta

 

Deportividad AMG

 

Interior como el del SLS

 

Motor atmosférico

 

Nos gustaría

 

Más espacio interior

 

Precio más comedido

 

Rivales del Mercedes SLK55 AMG

 

Porsche Boxster

 

BMW Z4

 

Conclusión

 

Aunque el Mercedes SLK55 AMG no es tan deportivo y radical como el Porsche Boxster, cada vez se la aproxima más.

 

A ello añade la sofisticación, lujo y comodidad de un automóvil Mercedes.

 

A nuestro juicio, un roadster biplaza exquisito: rápido, potente y divertido, como debe ser un auto de sus características, pero también comedido con los consumo, como dictan los tiempos.

 

Fotogalería del Mercedes-Benz SLK55 AMG 2012

 

Fuente:

 

COMENTARIOS