BMW X5 2012

BMW X5 2012
Con el paquete M añadido

Aunque no tiene la rabiosa potencia de la variante con motor V8, este X5 con motor V6 es un crossover con cualidades dinámicas indudables y, además, con buenos consumos.

 

Con el paquete M añadido, todavía se acentúan más las posibilidades deportivas.

 

Las claves del BMW X5

 

1. Un clásico en vida

 

Nos encontramos ante un crossover que poco ha variado desde que su nacimiento en 1999. Un cambio generacional en 2007 y un profundo restyling en 2010 y poco más. Eso demuestra el éxito sin fronteras que ha tenido esta BMW X5 desde su lanzamiento. Ella fue la que marcó el camino al resto de fabricantes en el disputado segmento de las camionetas Premium, definiendo las bases de lo que un producto de este tipo debería ser.

 

2. Motor Twin Power de 305 HP y paquete M

 

La revisión de 2010 sirvió para que BMW incorporara nuevos motores más eficientes y potentes (dos gasolina y un diesel), caja automática de 8 velocidades y tracción integral xDrive estándar en toda la gama.

 

La X5 probada es una xDrive35i, con motor turboalimentado de inyección directa de gasolina de 3 litros, 300 HP y 300 lb-pie de torque, un líder del segmento en términos de eficiencia, gracias a un consumo de combustible es de 16 mpg en ciudad y 23 en carretera y un 0 a 60 mph de 6.4 segundos.

 

Sin duda, estas mejoras también vienen de la mano de la incorporación de varias de las características de BMW EfficientDynamics en toda la gama X5.

 

Nuestra X5 también incorporaba un paquete deportivo M (con un valor de 2,500 USD), que ayuda a incrementar la potencia hasta los 315 HP y las 330 lb-pie de torque.

 

3. Dotación abundante y sofisticada

 

La dotación de la X5, ya sea de serie u opcional, es abundante y sofisticada.

 

Destacamos que cuenta con pocos elementos estándar y cada uno de los extras individuales o paquetes adicionales valen su peso en oro.

 

Como componentes de serie de nuestra unidad de pruebas, de acabado Sport Activity, destacamos volante multifunción, iluminación por xenón adaptativa y una ingente dotación en materia de seguridad, que va desde múltimples airbags, hasta control de descenso de pendientes, pasando por unos avanzados controles de estabilidad y de tracción, así como de frenada.

 

El precio de un xDrive35i Sport Activity es de 57,700 (la versiones básica arranca en 10,000 dólares menos), pero el del X5 probado asciende hasta las 72,175, fruto del añadido de opciones y paquetes innumerables que hacen de nuestra unidad una de las mejores equipadas del mercado.

 

Al volante del BMW X5 xDrive35i

 

Exterior e interior

 

Estéticamente, el BMW X5 2012 permanece fiel a la imagen que estrenó en 2007, con motivo del lanzamiento de la segunda generación.

 

Sutiles modificaciones en faros delanteros y traseros con el uso de xenón y LEDs, la rebaja de los faros de niebla y fascias con entradas de aire más grandes son algunos de los pequeños detalles que contribuyen a hacerla algo más moderna y vigente.

 

En el interior, podemos encontrar el nivel de calidad de acabados, ensambles y materiales de BMW con una dotación abundante en el que destacan, como ya hemos comentado, las tecnologías de seguridad y el infotainment, manejado desde el intuitivo sistema iDrive por botón giratorio.

 

De los sedanes serie 5 y serie 7 recibe un control de velocidad crucero activo, pantalla con display en el parabrisas, y un sistema de entretenimiento para las plazas traseras, elementos todos que hemos tenido la oportunidad de disfrutar durante nuestra prueba de manejo.

 

Sentados al volante, el X5 no puede negar su origen BMW.

 

Con una disposición del tablero de instrumentos mitad sobria, mitad elegante, sustentado en unos materiales de textura agradable, la vida a bordo es placentera.

 

La ergonomía está bien lograda y el inmenso techo panorámico disponible en el acabado Sport Activity proporciona luminosidad en casi cualquier circunstancia.

 

En la parte trasera, tres adultos viajarán cómodamente, aunque que los asientos están algo rebajados y la distancia de la banqueta al piso del habitáculo no es la ideal.

 

Pasajeros de piernas alargadas, quizás tengan que doblar en demasía sus rodillas para encontrar acomodo.

 

En opción, existe una versión con tercera fila, algo que definitivamente no recomendamos dadas las dimensiones del habítaculo.

 

El volumen para carga con los asientos traseros plegados es de 75 pies cúbicos, dentro de la media del segmento.

 

Impresiones de manejo

 

En cuanto al manejo, pocas cosas malas se pueden decir de este X5 xDrive35i.

 

Sin duda, es uno de los SUV con motor V6 más dinámicos que hemos tenido el honor de manejar y además está plagado de dispositivos encaminados a hacer que el viaje sea mucho más seguro, como el avisador de cambio involuntario de carril, el lector de límites de velocidad de carreteras, las camaras Side View laterales, que permiten ver hacia ambos lados en salidas de calles estrechas y el display en el cristal delantero que evita que el conductor retire la vista de la carretera para consultar información.

 

El dinamismo de este X5 viene no sólo de la sabia combinación del V6 de 300 HP (315 en nuestra unidad con paquete M) con el cambio automático de ocho velocidades.

 

También un chasis monocasco expertamente trabajado. El resultado final es un auto que hace honor a la etiqueta Efficient Dynamics. Es a la vez, respetuoso con el medioambiente y deportivo. Con todos estos cambios, la calidad de conducción es notable en cualquier circunstancia.

 

Así, sus suspensiones puede que resulten algo duras para cierto tipo de conductores, pero en líneas generales el confort de marcha en manejo sosegado es elevado, apenas se filtran irregularidades y el ruido de motor es bajo.

 

En manejo deportivo, el X5 muestra lo mejor de sí, apoyado en un contundente V6 y en un chasis solvente que permite pasar rápido y sin sobresaltos todo tipo de curvas.

 

Las suspensiones agarran notablemente la carrocería y la tracción integral no genera ningún tipo de tendencia ni hacia el subviraje ni hacia el sobreviraje.

 

En su defecto, debemos señalar que la dirección puede resultar algo dura a bajas velocidades, dificultando las maniobras.

 

Nos gusta

 

Dinamismo

 

Confort de marcha

 

Dotación sofisticada

 

Nos gustaría

 

Más facilidad de maniobra a bajas velocidades

 

Asientos traseros más elevados

 

Opciones y extras menos costosos

 

Rivales del BMW X5 Sus rivales son todos los SUV de carácter Premium, como Acura MDX, Infiniti FX o Land Rover LR4, aunque de todos ellos quizás el más duro sea el nuevo Mercedes ML, que recientemente hemos probado.

 

De todos modos, tras esta prueba de manejo, podemos decir que el X5 es el rival que todos quieren batir.

 

Conclusión

 

No importa no tener una versión con motor V8, el V6 de este X5 se comporta admirablemente y permite extraer todo el jugo que un chasis BMW puede aportar. Eficiente y dinámico, pese a su naturaleza SUV, este X5 xDrive35i es definitivamente una de las opciones más interesantes en el mercado de las SUV lujosas.

 

No en vano, ha indicado a sus rivales el camino que deben seguir.

 

Su elevado precio y sus costosas opciones probablemente echarán para atrás a más de uno, pero para quienes los dólares no sean un problema, este crossover, ya clásico, debería ser la primera elección.

 

Fotogalería del BMW X5 2012

 

Fuente:

 

COMENTARIOS