Audi RS5 Coupe quattro vs. BMW M3 Coupe

Audi RS5 Coupe quattro vs. BMW M3 Coupe
Prueba comparativa

Que duda cabe que M3 y RS5 son sinónimos de velocidad en estado puro.

 

Con sendos V8s capaces de desplegar más de 400 HP de potencia y con chasis destinados a extraer todo el jugo a tan poderosos motores, son animales de circuito. Sin embargo, ambos tienen atributos que les hacen trascender la naturaleza de autos radicales.

 

En esta comparativa, veremos aquellos detalles que tienen que ver con la deportividad, pero también aquellos otros que tienen más que ver con el día a día. Porque no sólo de prestaciones vive el hombre. Arrancamos.

 

Versiones probadas

Audi RS5 Coupe Quattro S Tronic 2013.

Motor: 4.2FLSI V8. 450 HP y 317 lb-torque.

 

Precio de partida = 68,990 USD.

 

Monta sistema de escape deportivo con terminaciones en color negro y rines de 5 brazos y 20 pulgadas, con neumáticos de verano.

 

Precio total de nuestra unidad de pruebas = 75,820 USD

 

BMW M3 Coupe 2013

Motor: Aspirado 4.0 V8. 414 HP y 295 lb-torque.

 

Precio de partida = 60,100 USD

 

Se trata de una de las 200 exclusivas unidades Lime Rock Edition que recientemente lanzó BMW.

 

Entre los detalles diferentes figuran carrocería en "Fire Orange", spoiler trasero, faldón delantero y techo en fibra de carbon, escape ultraligero fabricado en titanio e Inconel y volante e interior tapizados en cuero y Alcantara.

 

Además, nuestra unidad de pruebas montaba un Competition Package, con control dinámico de la amortigución y rines de aleación de 19 pulgadas.

 

Precio total de nuestra unidad de pruebas = 77,395 USD.

 

Prestaciones

 

El Audi RS5 es algo más grande y más potente que el BMW M3 (450 HP frente a 414). También tiene más torque, 317 lb-pie por 295 de su rival, lo cual le garantiza una mejor entrega a más bajas revoluciones.

 

La respuesta es contundente desde bien abajo y en modo sport, el sonido de escape resulta sencillamente explosivo, especialmente, en reducciones de marcha.

 

Hace el 0a 60 mph en torno a los 4.5 segundos apoyado en una caja de cambios de siete velocidades bien escalonada y rápida.

 

Además su consumo de combustible combinado 18 mpg es mejor que el del M3 (16 mpg).

 

El M3 por su parte se muestra más poderoso a medida que subimos las revoluciones.

 

Hace el 0 a 60 aproximadamente en el mismo tiempo que su rival aunque cuenta con cambio manual de seis velocidades.

 

Probablemente sea el ultimo año que veamos este 4 litros aspirado animando al M3, por cuanto todo parece indicar que será sustituido por una mécanica con turbo.

 

Cualidades dinámicas

 

El RS5 es algo más largo (181.5 pulgadas) y pesado (4,009 libras) que el M3 (181.8 pulgadas y 3,704 libras). Esas 300 libras de sobrepeso se notan en modelos tan radicales. No vamos a decir que el comportamiento del Audi RS5 no sea sobresaliente, todo lo contrario, pero es que el del BMW es extraordinario.

 

La agilidad de felino del M3 lo convierten en uno de los modelos más atractivos para conducir. El chasis y la dirección transmiten a cada instante todo lo que sucede bajo las ruedas y la respuesta es inmediata. La suspensión está calibrada para no comprometer tampoco el confort, pese a que, lógicamente, tiene un tarado firme. No le falta agarre en curvas y su paso es mucho más rápido.

 

El RS5 por su parte tiene varios modos de conducción que varían desde el "sosegado" modo confort hasta el incómodo modo "Dynamic". La dirección se siente algo más pesada y no llega a la plena confianza y comunicación que proporciona la de su rival.

 

Donde el RS5 se encuentra como pez en el agua, nunca mejor dicho, es en terreno resbaladizo, o sea bajo lluvia. La tracción quattro aquí impone su ley y es un argumento bien poderoso para aquellos que vivan en climas extremos.

 

Pero, en líneas generales, el M3 se siente más rápido, más ágil, más estimulante.

 

Estética e interior

 

Más conservador el BMW M3 resulta algo menos arriesgado en su diseño que el llamativo RS5.

 

Eso sí, en esta edición Lime Rock, con un brillante naranja y los toques deportivos de la fibra de carbono, es un modelo que hace girar la cabeza. Pero el Audi resulta increíble desde cualquier ángulo que se mire, todo un ejercicio estético.

 

Dentro, más de lo mismo. El Audi RS5 está un paso adelante en cuanto a diseño y eso que, nuevamente, el acabado Lime Rock Edition resulta espectacular. Los cuadros de relojes del Audi con el fondo negro rematados con toques en rojo acentúan la deportividad.

 

Los asientos tipo baqué están bien trabajados aunque en viajes largos resultan poco cómodos. En este apartado, el BMW M3 tiene algo de ventaja. Sus asientos son más confortables y, en conducción deportiva, sujetan igual de bien que los de su rival. Ambos modelos gozan de una posición de manejo bien elevada.

 

Precio

 

De partida el Audi RS5 cuesta casi 9,000 USD más que su rival, pero esta exclusiva versión Lime Rock Edition, reservada a 200 afortunadas, no sólo reduce las distancias sino que al final cambia las tornas. Es el precio que se paga por lo exclusivo.

 

Conclusión

 

Esta comparativa está ciertamente igualada, no sólo en precios y comportamiento sino en posibilidades de uso. Ambos son dos modelos radicales, que permiten extraer todo el jugo a las sensaciones deportivas de sus poderosos motores y que en un uso diario se comportan notablemente.

 

Eso sí, no podemos olvidar que ambos son autos deportivos con unos chasis dirigidos, ante todo, al desempeño dinámico y que, en viajes largos, tan extrema radicalidad nos puede pasar factura.

 

Fuente:

COMENTARIOS