Nissan Pathfinder 2013

Nissan Pathfinder 2013
Rediseño completo por fuera y por dentro

Las claves del Nissan Pathfinder 2013

 

1. Rediseño completo

 

El Nissan Pathfinder llega en 2013 a su cuarta generación. El nuevo modelo es notablemente diferente a su predecesor hasta el punto de parecer un vehículo distinto. En primer lugar muda de plataforma. De la F-Alpha, compartida con los pick ups Frontier y Titan y con el vehículo comercial NV, pasa a la plataforma monocasco Nissan D, la misma que montan los Altima, Maxima y el nuevo Infiniti JX. Gana 5 pulgadas de longitud y de anchura, pierde 2.4 pulgadas de altura y "adelgaza" 500 libras. Como decimos, un modelo completamente nuevo.

 

Dentro, hay una racionalización de los espacios, con lo que la cabina se hace más habitable y más espaciosa.

 

Por último, la economía de combustible también mejora no sólo con el cambio de plataforma, también con la incorporación de una caja de transmisión variable continua y de un único motor V6 de menor cilindrada.

 

2. Tercera fila

 

Sin duda, el gran argumento de compra de esta Nissan Pathfinder, es su tercera fila de asientos. Con es uno de los escasos ejemplares del mercado homologado para siete plazas. Además ofrece una útil segunda fila deslizable, inclinable y plegable que ayuda a configurar el espacio interior en muy diferentes maneras y facilita el acceso a la hilera trasera.

 

3. Un único motor

 

Con la renovación llega la simplificación mecánica. Desaparece el motor V8 de la gama y el único disponible, el V6, se hace más pequeño. De 4 litros pasa a 3.5 y de 266 HP a 260. El torque también se ve reducido (288 lb-pie del modelo 2012 frente a 240 lb pie del nuevo Pathfinder). Con la acción de la mencionada CVT los consumos mejoran considerablemente. Si el modelo 2012 rendía 15 mpg en ciudad y 22 en carretera, el modelo 2013 alcanza 20/26, todo un mundo.

 

4. Precios y versiones

 

El comprador tiene cuatro niveles de acabados a su disposición, niveles, por otra parte, habituales en Nissan: S, SV, SL y Platinum. El S es realmente básico para este mercado, pero permite obtener un modelo con tres filas de asientos a un precio realmente bajo: 28,650 USD. A partir de ahí, los precios van escalando hasta el último escalón, el nivel Platinum, cuyo precio de partida es de 39,550 USD. Tanto en este nivel como en el SL, podemos los mismos componentes que en el Infiniti JX, el ejemplar de la lujosa marca Infiniti con quien comparte plataforma y motor.

 

Al volante del Nissan Pathfinder 2013

 

La nueva cabina del Pathfinder está diseñada con una atención al detalle del que carecía el modelo precedente. Podemos observar una mejora general en la calidad de los materiales y una disposición de mandos mas lógica e intuitiva. El nivel de equipamiento es abundante, al menos en nuestra unidad de pruebas, y en cierto modo, nos recordó al Infiniti JX35.

 

El viaje a bordo es placentero. Los asientos son cómodos y espaciosos. La segunda fila es sumamente útil para ampliar el espacio de carga y la tercera se puede escamotear en el dejando un piso para carga completamente plano. En total, la Nissan Pathfinder cuenta con 79.8 pies cúbicos, que se mantiene en la media del segmento.

 

A pesar de que haya perdido 2.4 pulgadas de altura, el espacio para cabezas de la tercera fila es suficiente para acomodar a dos adultos.

 

El V6, el único motor disponible, con 260 HP resulta suficiente para la mayoría de las circustanias de manejo. Eso sí, la capacidad de remolque se ha visto reducida hasta 5,000 libras. El 0 a 60 mph de este motor en el modelo de tracción delantera está en las proximidades de los 8 segundos, mientras que su consumo combinado es de 22 mpg (21 en la versión AWD), algo sencillamente muy a tener en cuenta en el mercado de los SUVs familiares. Sólo la Toyota Highlander, 9 pulgadas más pequeña puede presumir de tales cifras, y el Dodge Journey,

 

Consumos combinados de algunos de los rivales del Nissan Pathfinder

 

Dodge Journey, 22 mpg

 

Chevrolet Traverse, 19 mpg

 

GMC Acadia, 19 mpg

 

Honda Pilot, 21 mpg

 

Toyota Highlander, 22 mpg

 

Ford Flex, 18 mpg

 

Mazda CX-9, 19 mpg

 

Obviamente, la incorporación de una caja CVT para rebajar los consumos tiene una incidencia algo negativa en la respuesta del motor V6, que es la aceleración a bajos regímenes. Más allá de este pequeño detalle, el conjunto motor / transmisión resulta sencillamente suficiente.

 

En líneas generales, el comportamiento del Pathfinder está orientado hacia el confort. Con un chasis más ligero, basado en los sedán Maxima y Altima, el rodar es tranquilo especialmente en carreteras de piso liso y tramos rectos. En terrenos con muchas curvas, el manejo se hace más pesado, menos confiable. En ese terreno, la naturaleza de vehículo familiar se hace notar y el Pathfinder se desenvuelve con torpeza y lentitud. A poco que se traten de apurar los límites, muestra una clara tendencia hacia el subviraje, y la dirección no transmite o suficiente. No es un vehículo, claro está, para desempeños dinámicos.

 

Nos gusta

 

Consumo de combustible

 

Refinamiento y nivel de equipamiento

 

Tercera fila cómoda

 

Nos gustaría

 

Algo más de potencia

 

Dirección más comunicativa, chasis más preciso

 

Rivales

 

Como hemos anticipado el Nissan Pathfinder tiene muchos y variados rivales. Podemos considerar como tales a aquellos SUVs de siete plazas en torno a las 200 pulgadas de longitud, eso abre el mercado a modelos como Chevolet Traverse, Ford Flex, Mazda CX-9, GMC Acadia y Honda Pilot. Otros modelos más pequeños pero también de siete plazas que bien podrían entrar a competir con él son el Dodge Journey, Honda Pilot o Toyota Higlandeer.

 

Conclusión

 

Con el cambio de plataforma, el Pathfinder se ha hecho un modelo menos duro, menos off road, más urbano. Su ganancia en dimensiones también le ha habilitado para codearse con las realizaciones más grandes del mercado como Acadia o Traverse, mientras su reducido consumo de combustible le ha colocado como primero del mercado. En líneas generales, un lavado de imagen total para un vehículo más cómodo y refinado que en las generaciones precedentes.

COMENTARIOS