Volkswagen Beetle Convertible TDI 2013

Volkswagen Beetle Convertible TDI 2013
Variante convertible de motorización diésel

Luego de probar la versión convertible del renovado Volkswagen Beetle 2013, volvemos a toparnos con este atractivo y emblemático modelo alemán, con la diferencia que en esta ocasión se trata de unidad que bajo su capó monta una motorización turbodiésel de 2.0 litros. ¡Arrancamos!

 

El Volkswagen Beetle Convertible estuvo ausente por dos años en el mercado de Estados Unidos. Regresó en este año 2013 y al igual que su contraparte de techo duro recibió varios cambios significativos con el objetivo de atraer a más compradores masculinos.

 

Comparado a la generación anterior, el nuevo Volkswagen Beetle Convertible es 3.3 pulgadas más ancho, 1.1 pulgadas más bajo y 6 pulgadas más largo, siendo este el primero de los pasos para adoptar una apariencia más agresiva. Así es que el auto recibe un diseño más "achatado" que le da la impresión de ser más varonil (o menos femenino) al mismo tiempo que le añade a su encanto un toque de deportividad y dinamismo.

 

Elementos como luces delanteras bi-xenón con función de luz diurna en LED, opción de rines de 19" de estilo clásico, doble salida de escape y techo de tela removible juegan a su favor para también darle una personalidad distinta.

 

Obviamente, al tratarse del Volkswagen Beetle Convertible el techo de tela removible es uno de sus componentes más importantes. La firma alemana asegura que decidieron dejarlo de esta manera y no hacerlo duro retractable para seguir dando honor al modelo original de 1949, además que ocupa menos espacio una vez que está guardado, aumentando la capacidad de carga del maletero.

 

Todas las versiones del Volkswagen Beetle 2013 incluyen como equipamiento estándar: rines de aleación, boquillas de lavaparabrisas con calefacción, alerón trasero, llave inteligente, aire acondicionado, control de velocidad crucero, tapicería de cuero, asientos delanteros con sistema de calefacción, asientos traseros plegables y divisibles, volante telescópico recubierto en cuero, conectividad Bluetooth, puerto de audio auxiliar y sistema de sonido de 8 bocinas.

 

Para diferenciarse del resto de las versiones, el Volkswagen Beetle TDI 2013 equipa un juego de rines de aleación con otro diseño, un volante multifuncional, una serie de medidores sobre el tablero y un sistema de audio mejorado que incluye una pantalla táctil y la capacidad de reproducir música a través de radios satelitales y HD.

 

Pero la diferencia principal radica en su motorización, que en lugar de usar un motor 2.5 litros de cinco cilindros (179 HP) o bien un 2.0 litros de cuatro cilindros turbo a gasolina (200 HP), éste es impulsado por un 2.0 litros de cuatro cilindros turbodiésel con la capacidad de producir 140 HP y 236 lb-pie de torque. Este motor puede estar relacionado a una transmisión manual de seis velocidades o a una automática con la misma cantidad de marchas para registrar un consumo promedio de 28 mpg en ciudad, 41 mpg en carretera y 32 mpg en trayecto combinado.

 

Evidentemente, uno de los puntos fuertes de esta variante es que logra una destacada eficiencia de combustible, además de responder con más agilidad de lo que podría esperarse. Nos gustó que los cambios de la transmisión manual tienen un desplazamiento fácil, la dirección es suave y la suspensión de cierta manera permite sentir las irregularidades del asfalto.

 

Un auto para ir a la playa, al campo o simplemente para atraer las miradas en la ciudad.

 

Lee nuestra prueba de manejo del Volkswagen Beetle Convertible 2013 para más información sobre este modelo.

COMENTARIOS