BMW Serie 4 2014 coupé

BMW Serie 4 2014 coupé
Más moderno y estilizado

BMW separa las carrocería coupe y convertible del Serie 3 y las transforma en el nuevo Serie 4, más moderno y estilizado. Manejamos por una semana las dos variantes disponibles: 428i y 435i coupe, ambas con propulsión trasera y cambio automático.

 

1. Aire más estilizado

 

El BMW Serie 4 es, en esencial, el Serie 3 coupe (y convertible de años anteriores). De hecho comparte la misma plataforma y chasis de la última generación del sedán. Sin embargo, y a pesar de este hecho, el cambio de nombre ha sido utilizado por BMW para estilizar y alargar la figura del modelo y separarlo del Serie 3 sedán. Visualmente resulta más agresivo y deportivo.

 

2. Dos opciones mecánicas

 

Bajo el cofre nos encontramos los mimos motores turboalimentados que BMW ofrece en el Serie 3 Sedán, el 2 litros de 241 HP y 258 lb-pie de torque y que anima al 428i, y el seis cilindros en línea de 3 litros, 300 HP y 300 lb-pie, reservado para el 435i. Ambos se encuentran disponibles con caja de cambios automática de 8 velocidades o caja manual de seis y propulsión delantera u opcional tracción integral.

 

3. Cambio de nombre, cambio de precio

 

El cambio de nombre y de estilo también ha significado un cambio de precio. A igualdad de equipamiento podemos decir que hay una diferencia de casi 4,000 USD entre un Serie 3 sedán 2014 y un Serie 4 2014. Asimismo, un 428i coupe cuesta de partida 41,425 USD y un 435i coupe, 46,925 USD.

 

Naturalmente, el precio MSRP de un BMW nunca es el que terminas pagando. Fácilmente te irás por encima de los 50,000 dólares e incluso de los 60,000 con el añadido de dotación opcional.

 

4. Notable equipamiento

 

De serie, todos los series 4 vienen con idéntico equipamiento si exceptuamos los rines, de 17 pulgadas en el caso del 428i de 18, en el caso del 435i. Entre la dotación de serie, destacamos luces de xenón, antinieblas, tapicería de vinilo, techo panorámico, asientos regulables eléctricamente hasta en ocho posiciones, memoria para el asiento del conductor, climatizador dual automáticos, pantalla de 6.5 pulgadas, sistema de infotenimiento iDrive, asientos traseros plegables, entre otros.

 

Como es habitual, el comprador de un Serie 4 podrá personalizar su modelo con varios extras y paquetes. Para comenzar puede seleccionar entre el paquete Luxury, Sport y M Sport, que se centran respectivamente en confort y deportividad (los dos últimos).

 

Un paquete Premium incorpora llave inteligente, regulación lumbar para los asientos delanteros, asientos de cuero y radio satellite. El paquete tecnológico añade una pantalla de 8.8 pulgadas, controlador táctil para el sistema iDrive, sistema de navegación, conexión por Bluetooth, BMW apps y un servicio remote de BMW que permite a los usuarios controlar varias funciones desde su teléfono móvil.

 

Obviamente, añadir cualquiera de estas opciones significa incrementar el precio del modelo en unos varios miles de dólares.

 

Al volante de los nuevos Serie 4 coupe

 

Con una distancia al suelo dos pulgadas más baja que la del sedan, la imagen del Serie 4 es absolutamente deportiva. Pasos de ruedas protuberantes, tomas de aire delanteras y una línea de cintura que se va alzando desde el paragolpes delantero al delantero refuerzan esa sensación.

 

Al volante, impresiona la baja posición. Casi parece que nos encontramos en un auto de carreras.

 

Tanto si manejamos el 428i como el 435i, la respuesta mecánica es insuperable. El 428i está animado por un 2.0 litros de cuatro cilindros turboalimentado que rinde 241HP y 258 lb pie de torque.

 

Con el cambio de 8 velocidades automático y propulsión trasera (hay variante con cambio manual para los RWD y opción de añadir tracción integral) en manos expertas es capaz de hacer el 0 a 60 por debajo de los 5 segundos y medio mientras su consumo de combustible es de 27 mpg en ciudad y 35 en carretera.

 

El 435i monta por su parte un seis cilindros de 3 litros también turboalimentado que entrega 300 HP y 300 lb-pie de torque y hace el 0 a 60 mph en torno a 5 segundos y medio con un consumo de combustible de 22 mpg en ciudad y 32 en carretera.

 

Entre uno y otro apenas hay diferencias de comportamiento. El 4 cilindros proporciona contundente aceleración y sonido deportivo. El 6 cilindros prácticamente idénticas sensaciones con algo más de refinamiento.

 

Especialmente interesante es el cambio automático de 8 velocidades. Lo probamos acoplado a los dos motores y tenemos que decir que tanto si se maneja en modo completamente automático como con levas tras el volante, su respuesta es excepcional y no hace que echemos de menos a la transmisión manual.

 

En la carretera, el Serie 4 transita con aplomo y seguridad. En tramos virados, se desempeña con mucha mayor agilidad que el Serie 3 sedán. Como mencionamos, el Coupe va más pegado al suelo y, además, cuenta con mayor anchura de ejes trasero y delantero. Asimismo, la suspensión es todavía más firme y la columna de dirección ha sido endurecida y resulta más precisa. Todos esas diferencias inciden notablemente en la dinámica de manejo.

 

Para utilización “deportiva”, recomendamos seleccionar el modo Sport. Ahí el serie 4 se muestra todavía más equilibrado y confiable.

 

Interior

 

La cabina del Serie 4 coupe es como una gota de agua de la del serie 3 Sedán. Mismo diseño clásico podríamos llamar e idénticos materiales de primera calidad.

 

Se trata de un interior sofisticado, plagado de detalles altamente tecnológicos. Especialmente llamativa es la opcional pantalla de 8.8 pulgadas (por los 6.5 de la estándar), que proporciona la mejor combinación posible al renovado sistema de infotenmiento iDrive con el novedoso controlador táctil desde el que incluso se puede escribir utilizando el dedo.

 

Se trata de un sistema sencillo de utilizar aunque en los de la competencia puede que las funcionalidades sean de acceso más directos. En líneas generales, requiere algún click más.

 

Los asientos delanteros cumplen la doble función para la que han sido diseñados (sujetar y acomodar) de manera encomiable.

 

De tal modo, que son aptos para usar tanto en viajes largos como en manejo deportivo. Comparado con el Serie 3 coupe al que sustituye, el BMW serie 4 cuenta con más espacio y, en concreto, llama la atención el espacio para piernas y para cabezas en las plazas traseras.

 

Rivales

 

Sus rivales son el infiniti Q60 (el antiguo Infiniti G37 coupe), el Audi A5 y S5, el Mercedes Clase C coupe o el Cadillac CTS Coupe, en suma los coupe Premium que hay ahora en el mercado.

 

Nos gusta

 

Calidad y contundencia mecánica

 

Interior sofisticado

 

Desempeño dinámico

 

Nos gustaría

 

Precio más asequible de algunas opciones

 

¿Por qué comprarlo?

 

A pesar de que sus rivales son duros y buenos, el nuevo Serie 4 coupe con su dinamismo superior, su contundentes prestaciones, su estilo llamativo y su lujurioso interior es el mejor coupe deportivo que ahora mismo hay en el mercado.

 

Realmente, los 4,000 dólares de diferencia que hay con la versión sedán están justificados. Tanto si optas por el “apretado” motor Turbo de 4 cilindros como por el más refinado 6 cilindros obtendrás un auto sensacional.

COMENTARIOS