Polémica victoria de Mares

Polémica victoria de Mares
Por: René Giraldo

Luego de casi seis años de arduo trabajo, finalmente el mexicano Abner Mares alcanzó su sueño de ser campeón mundial a nivel profesional arrebatándole el cetro Gallo de la Federación Internacional de Boxeo al ghanés Joseph “King King”Agbeko por DM-12 el pasado 13 de agosto en Las Vegas, Nevada.

 

Sin embargo la victoria fue acompañada por una gran polémica a causa de los muchos golpes bajos que Mares conectó y que no fueron penalizados por el réferi Russell Mora.

 

El más obvio ocurrió en el décimo primer asalto y para colmo, en lugar de descontarle un punto al peleador mexicano, lo premió con un knockdown a su favor. Agbeko no se quedó atrás, aunque en mucha menor escala, también conectó golpes de conejo (en la nuca) a Mares que igualmente fueron ignorados por el tercer hombre en el cuadrilátero.

 

Desafortunada la actuación de Mora que no impuso su autoridad y permitió que la pelea se le fuera de las manos.

 

A pesar de todo, si a Mares le hubieran quitado un punto en el penúltimo round y no lo hubieran favorecido con un knockdown, en mi opinión, de todas formas hubiese ganado la pelea por estrecho margen.

 

Es una lástima que el triunfo de Mares se haya visto empañado de esa manera porque es un boxeador al que hemos seguido de cerca desde hace años y siempre ha tenido un comportamiento ejemplar, respetuoso y con gran dedicación al deporte que ama.

 

Mares, oriundo de Guadalajara, Jalisco, fue una estrella en el boxeo amateur con 112 victorias, 84 por la vía rápida, y 8 derrotas.

 

Ganó medalla de oro en el Campeonato Mundial Juvenil disputado en Hungría en el 2002. También ganó la presea dorada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de El Salvador en el 2002. En el 2003 obtuvo medalla de plata en los Juegos Panamericanos celebrados en República Dominicana. En esos juegos perdió en la final con el cubano bi-campeón olímpico Guillermo Rigondeaux por 17-7. En aquella ocasión Mares dijo, “Rigondeaux es muy bueno, pero también muy mañoso y correlón. No sentí su pegada. Yo sé que le puedo ganar”.

 

Mares, posteriormente ganó medalla de plata en el Campeonato Mundial Juvenil del 2004 en Corea del Sur. Dos meses más tarde el tapatío llegó a los Juegos Olímpicos de Atenas en el 2004 con excelentes credenciales para ganar una medalla, pero los jueces se encargaron de negárselo.

 

Jamás olvidaré aquel 17 de agosto del 2004 en el Coliseo Peristeri cuando los jueces le destrozaron al joven guerrero mexicano el sueño de ser medallista olímpico regalándole al húngaro Zsolt Bedak un triunfo por 36-27. Fue algo vergonzoso.

 

Recuerdo que todavía desconcertado y aceptando sin remedio la gran injusticia de la que había sido víctima, Mares con gran humildad nos dijo, “tengo que mirar hacia el futuro”. Y así mismo fue. Cinco meses más tarde, el 6 de enero del 2005 saltó al profesionalismo.

 

Ganó sus primeros 21 combates hasta que el 22 de mayo del año pasado tuvo un EM-12 con el entonces invicto colombiano Yonnhy Pérez (20-0) en pelea por el título Gallo de la Federación Internacional de Boxeo efectuada en Los Ángeles, California.

 

En su siguiente pelea, el 11 de diciembre del año pasado, se midió al durísimo armenio ex campeón mundial Vic “Raging Bull” Darchinyan. La pelea se realizó en Tacoma, Washington, y en la misma, estaban en juego los títulos Gallos Plata del CMB y el de la OIB. Fue otra batalla campal, pero esta vez Mares salió con la victoria por DD-12. Darchinyan se quejó enérgicamente de que Mares le había pegado en los planos bajo muchas veces.Ese triunfo le dio la oportunidad de medirse al ghanés Agbeko, quien venía de arrebatarle la corona de la FIB al colombiano Yonnhy Pérez.

 

La trayectoria hacia la corona mundial no fue fácil y luego de un merecido descanso su mánager Frank Espinoza decidirá el camino a tomar. Creo que la primera opción sería ir directo a una revancha con Agbeko para de una vez y por todas borrar la mala imagen del primer combate.

 

Luego de tres peleas tan duras en sus últimas tres salidas al cuadrilátero, probablemente su representantes lo lleve a un pleito menos difícil frente al sudafricano Vusi Malinga, retador oficial de la FIB para más tarde darle la revancha a Agbeko.

 

También hay otras opciones de peleas importantes ante el filipino Donito Donaire monarca del CMB y la OMB, el panameño Anselmo “Chemito” Moreno, campeón de la AMB, o su compatriota ex campeón mundial Fernando Montiel.

 

Lo que es un hecho es que de ahora en adelante Mares tendrá que cuidarse mucho de pegar golpes bajos porque los árbitros estarán extremadamente alertas para que no pasen desapercibidos.

COMENTARIOS