Jueces y no Pacquiao

Jueces y no Pacquiao
Por: René Giraldo

El mexicano Juan Manuel Márquez hizo añicos los pronósticos que en su gran mayoría, incluyendo el mío, daban como ganador al filipino. A sus 38 años de edad y en un peso en el que sólo había peleado una vez (contra Floyd Mayweather), sumado a la velocidad de su oponente y la exitosa trayectoria de éste en esa división, pensamos que iba a ser una batalla cuesta arriba para Márquez.

 

Sin embargo, Márquez con un plan de pelea bien pensado por su entrenador “Nacho” Beristáin, contragolpeando con gran efectividad e inteligencia, desconcertó a Manny Pacquiao y le ganó convincentemente en pelea por el título Welter de la OMB en poder del filipino efectuada el sábado 12 de noviembre en Las Vegas, Nevada.

 

La victoria de Márquez no estaba en los planes de los promotores. Si Márquez ganaba, echaría por tierra, por lo menos por el momento, la mega pelea entre Pacquiao y Mayweather que se estima podría ser la más millonaria de todos los tiempos. Una pelea de revancha entre Márquez y Mayweather no tendría mucho atractivo debido al amplio triunfo obtenido por el estadounidense ante el mexicano cuando se enfrentaron en el 2009.Ya se estaba hablando de una posible pelea entre Pacquiao y Timothy Bradley, campeón Súper Ligero de la OMB, antes de finalmente concretar el esperado combate entre “Pac Man” y Floyd Mayweather.El invicto Bradley defendió su título en la misma cartelera venciendo al ex campeón mundial cubano Joel Casamayor por KOT-8.

 

No habíamos visto tanta preocupación y urgencia en la esquina de Pacquiao desde su última pelea frente a Márquez en el 2008. Al concluir el combate el filipino se dirigió parco hacia su esquina en donde fue recibido por su entrenador y asistentes de la misma forma. En el otro lado del cuadrilátero, había júbilo y el “nuevo” campeón era cargado en hombros merecidamente. Pero tal como mi padre siempre me ha dicho, “hijo, la felicidad en casa del pobre dura poco”. Así mismo fue, toda la alegría en la esquina de Márquez se vino al suelo al escucharse la fatídica decisión de los jueces.

 

No se concebía que pudiera pasar lo mismo que había ocurrido en sus dos peleas anteriores, pero desafortunamente, se repitió la historia. Una vez más, los jueces le negaron a Márquez el triunfo ante Pacquiao. En mi opinión, fue una victoria moral para Márquez y otro golpe de nocaut al boxeo.

COMENTARIOS