Perú llega a la meta

Perú llega a la meta Lesionado del hombro izquierdo tras caerse en la última curva, el peruano Roberto Carcelén se levantó y cruzó la línea de meta.
Perú llega a la meta
WHISTLER, Canadá (AP) — Roberto Carcelén está convencido de que no llegó tan lejos para rendirse, mucho menos cuando sabía que un país entero y en especial su madre enferma confiaban en su aplomo.

Lesionado del hombro izquierdo tras caerse en la última curva, el peruano se levantó, se acomodó la articulación y cruzó la línea de meta.

Las clasificaciones dicen que el lunes fue penúltimo entre 95 competidores de los 15 kilómetros del esquí de fondo en los Juegos Olímpicos de Invierno. Para Carcelén, el mero hecho de estar en Vancouver 2010 lo hace un triunfador.

"Es un día histórico para mí, pero sobre todo para el Perú... llegamos... lo hicimos, con mucho esfuerzo", dijo Carcelén a la AP mientras temblaba y contenía las lágrimas.

Carcelén, de 39 años, es el primer peruano en la historia que compite en las olimpiadas invernales. Aunque dice que el dinero no es lo importante, gastó más de 60.000 dólares en su preparación para estar en Vancouver 2010, todo de su bolsa.

El peruano no quiso revelar si la emoción contenida tenía que ver con lo que ocurrió en la pista del Parque Olímpico o si era por lo que ocurría en Perú, donde su madre está enferma de cáncer de hígado.

"Ella está estable ahora, quizá el que supiera que yo estaba aquí la puso así, esto también se lo dedico a ella", aseguró mientras agachaba la mirada.

El tiempo de Carcelén fue de 45:53,6 —más de 12 minutos detrás de la llegada del suizo Darío Cologna a la meta para conseguir la medalla de oro. El italiano Pietro Piller Cottrer finalizó 24,6 segundos detrás del suizo para llevarse la plata y el checo Lukas Bauer tomó el bronce, 11 segundos más tarde.

"Vamos a seguir entrenando, esto no se acaba hoy para mí, fue una gran experiencia, tal vez no tan agradable como la esperaba, pero el año que viene competiré en la Copa del Mundo, vamos a seguir", anunció Carcelén, quien comenzó a practicar el deporte apenas hace cuatro años, cuando su esposa —Kate— y unos amigos lo motivaron en Seattle, donde vive ahora.

COMENTARIOS