A noventa minutos del objetivo final

A noventa minutos del objetivo final

Por: Sammy Sadovnik

Comenta aquí

México y Honduras cierran la doble jornada semifinal de la Copa Oro 2011 con un mismo objetivo, alcanzar la meta de Pasadena y jugar este sábado la gran final con el sueño de lograr él titulo del torneo pero más aún participar en el 2013 de la Copa FIFA Confederaciones en Brasil, un abre bocas de la próxima justa mundialista.

 

El Tri ha mostrado un paso parejo y goleador a lo largo del campeonato, pasando más de un susto ante Guatemala en su partido de cuartos de final. Por primera vez en todo el torneo, el Tri de Chepo de la Torre estuvo abajo en el marcador pudiendo solventar con éxito el marcador final a su favor.

 

Ahora con el aporte de tres de los cinco jugadores que la Concacaf autorizó para reemplazar a los elementos separados por el positivo de dopaje, el entrenador tendrá mayor amplitud y tranquilidad en la zona defensiva del equipo y sobre todo en el banco de suplentes. Queda claro que ni Reynoso, ni Aguilar, ni Mier serán titulares en estos partidos, salvo algún accidente impensado.

 

Pero enfrente estará Honduras, esta aguerrida bicolor catracha de jugadores hábiles, rápidos y con ganas de dar la campanada al gran favorito de todos. Con muy poco tiempo de trabajo, el entrenador colombiano Luis Fernando Suárez pudo amalgamar un colectivo competitivo con una base sólida de jugadores que participaron hace un año del mundial con la mixtura de jóvenes con ganas y sueños de trascender. Honduras, al igual que México sufrió bajas importantes en este caso por lesión de Delgado, Costly en su momento y Wilson Palacios.

 

El partido del miércoles será sin duda un clásico, siempre lo fueron los duelos entre mexicanos y hondureños, más aún en un campo neutral como el de Houston. Dos escuelas diferentes con planteamientos casi parecidos pero con noventa minutos por delante en donde el que pierda volverá a casa sin la gloria final.

 

Del Tri podemos ponderar su paciencia, tranquilidad y experiencia en los momentos complicados, el único vivido en este campeonato frente a Guatemala sobre todo en el segundo tiempo. Hasta aquí ninguna selección los exigió, ni siquiera Costa Rica, y quizás esa sea la ventaja que puede aprovechar Honduras que tiene un nivel como para pararse de “tú a tú” frente al Tri.

 

La formación de México seguramente no cambiará, habrá que ver si Márquez termina por recuperarse, pero el dibujo y postura dentro del campo será la misma. Encarador, recuperador, buscando la profundidad por los lados y los centros que tengan al Chicharito como principal definidor.

 

Honduras tendrá que confirmar el buen momento de sus zagueros Chávez y Bernárdez, el gran trabajo por la banda de Portillo, una de las revelaciones del equipo y Sabillón por derecha. Si se recupera Wilson Palacios, el hombre del Tottenham quien es fundamental en esa media cancha, es el verdadero patrón junto a Hendry Thomas del Wigan. Adelante con Costly quien está algo sentido de las costillas, y con el atrevimiento y juventud de Jerry Bengston; estas podrían ser las cartas goleadoras de Suárez.

 

Sin duda la prueba más complicada para México en este torneo que ha mostrado, lamentablemente, un pobre nivel tanto en lo futbolístico como en lo arbitral y que esperamos pueda levantar como mínimo en estos 3 últimos partidos.

 

Ya veremos a quienes encontramos el sábado en el Rose Bowl, la gran mayoría apuesta, como la misma organización, al “clásico de siempre” Estados Unidos vs. México.

 

Amanecerá y veremos

 

Hasta la próxima

COMENTARIOS