¡Muy pronto por Telemundo!
April 9, 2013

Héroes de las Fuerzas Armadas

Héroes de las Fuerzas Armadas

Para muchos jóvenes, incorporarse a las Fuerzas Armadas significa estar lejos de casa por primera vez en la vida. Para otros, adaptarse a la “vida militar” es un giro de 180 grados con respecto a la vida a la que están acostumbrados. Por eso es importante que usted y su hijo comprendan los procesos y las convenciones generales que se mantienen en todos los servicios, desde el alistamiento hasta el entrenamiento básico. Y aunque los reclutadores pueden ofrecer información específica sobre cada una de las ramas, le alentamos a mirar la información a continuación y a compartirla con su hijo.

ALISTAMIENTO: Cómo funciona el proceso de alistamiento

 

Los candidatos habrán completado oficialmente el proceso de incorporación a las Fuerzas Armadas una vez que hayan cumplido con todos los requisitos del MEPS (Centro de Procesamiento de Entrada a las Fuerzas Armadas, por sus siglas en inglés), o institución comparable, y hayan tomado el juramento de alistamiento. Es posible que se necesite más de un día para completar este proceso. Los posibles reclutas normalmente hacen lo siguiente en el MEPS:

 

-Rendir el ASVAB (Examen de aptitud vocacional para las Fuerzas Armadas, por sus siglas en inglés)

-Aprobar los exámenes físicos y médicos

-Reunirse con un consejero y elegir una carrera

-Prestar el juramento de alistamiento

 

Que sucede después del MEPS

 

Una vez terminado el proceso del MEPS, los candidatos seguirán uno de los siguientes dos caminos:

-Ingreso directo: esto significa que los candidatos realizarán el entrenamiento básico en cuestión de días en lugar de meses luego de cumplimentar los requisitos del MEPS.

-DEP (Programa de prórroga en el ingreso, por sus siglas en inglés): esto significa que un recluta se compromete a realizar el entrenamiento básico en cualquier momento en el futuro, generalmente en el plazo de un año. A los candidatos que ingresan en el DEP se les proporcionará más instrucción, que se llevará a cabo en el futuro. Es importante tener en cuenta que el período entre “el juramento” y el ingreso al entrenamiento básico puede ser de apenas dos días o puede prolongarse hasta dos años. Este período varía en función de la asignación de trabajo y la rama del Servicio.

 

ENTRENAMIENTO BÁSICO

 

Cómo puede su hijo prepararse para el Campamento de entrenamiento

La preparación es la base de un Campamento de entrenamiento exitoso. Su hijo debe hacer todo lo que pueda para que la transición de la vida civil a la militar presente la menor cantidad de problemas posible. Estas son algunas maneras en las que usted puede ayudar:

 

-Aliente a su hijo a que se ponga en forma mediante la incorporación de una rutina diaria de ejercicios cardiovasculares, entrenamiento con pesas, abdominales y flexiones de brazos. Salgan a correr o a andar en bicicleta en familia, o inscríbanse en una clase de gimnasia juntos.

-Ayude a su hijo a poner en orden los asuntos personales antes de irse. Determine quién se encargará de los asuntos cotidianos como pagar las cuentas, recibir la correspondencia de su hijo y administrar las cuentas bancarias.

-Enséñele a su hijo a ser puntual. En los Servicios, se espera que tanto los hombres como las mujeres estén donde se supone que deben estar con por lo menos cinco minutos de antelación.

-Prepare a su hijo para un nivel de disciplina más estricto. Durante el entrenamiento inicial, todos los aspectos de la vida del recluta están reglamentados. Todas y cada una de las actividades durante un día dado tienen asignadas un tiempo específico, desde que uno se levanta a la mañana hasta que se acuesta a la noche. Para ayudar a su hijo a acostumbrarse, establezca un horario regular.

-Dediquen un tiempo a aprender sobre las Fuerzas Armadas juntos. La vida militar difiere bastante de la vida civil. Por ejemplo, en los Servicios se utilizan muchas siglas, se saluda a los miembros de rangos mayores y los ascensos se determinan

por jerarquía. Cuanto más aprenda su hijo ahora, más fácil le resultará la transición. Como beneficio adicional, ¡será más fácil entender lo que cuenta su hijo en las cartas que envía a su hogar!

Cómo ayudar a su hijo a empacar para el entrenamiento básico

Existen normas estrictas sobre qué se puede y qué no se puede llevar al entrenamiento básico. Si desea ayudar a empacar a su hijo, esta lista es un buen punto de inicio. Debido a que los requerimientos varían de un Servicio a otro, debe hablar con el reclutador de su hijo para asegurarse de incluir los artículos correctos. A su llegada, se le retirará todo aquel artículo que no cumpla con los requisitos del Servicio de su hijo. Esto puede resultar incómodo para los reclutas nuevos, por lo cual es importante trabajar en estrecha colaboración con el reclutador para asegurarse de que se incluyan únicamente los artículos adecuados.

 

Lo que no se puede llevar:

 

-Familiares

-Mascotas

-Artículos personales costosos como cámaras, reproductores de MP3, radios, computadoras portátiles, joyas, etc.

-Medicamentos sin receta o elementos para el consumo de drogas

-Armas de ningún tipo, incluso cortaplumas

-Material obsceno o pornográfico

-Bebidas alcohólicas

-Naipes, dados, dominó

-Cigarrillos o productos a base de tabaco

Lo que sucede durante el entrenamiento básico

 

Este puede ser un momento muy emotivo para los padres, ya que tendrán un contacto limitado con su hijo. Durante los primeros días del entrenamiento básico, es posible que se le permita a su hijo una breve llamada telefónica para informarle que llegó sin ningún percance, o su hijo puede enviar una tarjeta postal. Después de eso, las llamadas telefónicas estarán restringidas y tendrá que depender del correo postal.

 

Los primeros días de entrenamiento básico se conocen como orientación (también se conocen como semana de procesamiento o recepción). Es aquí donde los nuevos reclutas conocen a sus compañeros reclutas, se adaptan a su nueva vida y aprenden lo que se debe y lo que no se debe hacer en sus respectivas ramas.

A los reclutas generalmente no se les permite realizar llamadas telefónicas ni utilizar el correo electrónico durante el entrenamiento básico. Sin embargo, pueden enviar y recibir correspondencia por el correo postal. Se anima a los padres y a otros familiares a escribir con frecuencia, pero no deberán enviar paquetes con alimentos o artículos personales durante este período. Una vez que su hijo haya completado el entrenamiento básico, usted podrá comunicarse por teléfono, correo electrónico o mensajería instantánea, así como también podrá enviar regalos de su casa.

 

Cuando los reclutas completan el entrenamiento básico exitosamente, no se los llama más reclutas, se convierten en miembros hechos y derechos de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Como personal militar, seguirán recibiendo entrenamiento adicional, como el entrenamiento individual avanzado, para desarrollar las habilidades que necesitarán para realizar sus trabajos específicos. Una vez que terminan, se los transfiere a su primer lugar de destino. Aquí es donde los miembros del

Servicio finalmente ponen en práctica todo lo aprendido en el entrenamiento: llevan adelante sus asignaciones, realizan sus tareas y sirven a su país.

FOTOS

Héroe Infantil- Daniella Soto
Ángel de la Guarda- Carlos Arredondo y Javier...
Héroe de la Humanidad- Rafael Hernández

VIDEOS

Gente heroica
Olga define héroe
Héroes de Olga

PARA QUE SEPAS

Fundación NC Dream Team
Misioneros del Camino
Los Ángeles del Desierto
Más Artículos
COMENTARIOS