LUNES A VIERNES
6:30PM/5:30C
LUNES A VIERNES
February 10, 2014

Cuba: Havana World Music, un soplo de diversidad

Cuba: Havana World Music, un soplo de diversidad

Por Orlando Matos

 

 

La Habana, 10 de febrero.- La diversidad, aunque sigue sin tribuna, se agenció aquí un escenario. Este fin de semana Havana World Music hizo tangible este concepto, profuso en las retóricas, escaso en la realidad cotidiana del país.

 

 

No importa que llegara por la vía “light” del evento musical de los días 7 y 8. Fue real nada menos que en un terreno de béisbol, que devino crisol respetuoso de lo diferente tanto en público como en artistas.

 

 

Allí acudieron cientos de personas de todas las edades, en su mayoría muchachos y muchachas de la isla y del exterior, de verdad todos mezclados, y grupos musicales cubanos y de otras latitudes cada cual con sus distintas propuestas artísticas.

 

 

Lo abierto de la sede de este primer festival de la también llamada –quizás de modo impreciso- “música del mundo” o “música étnica”, fue otra invitación acogida gustosamente por el público, el cual disfrutó sentado o de pie en donde quiso, y que cantó, brincó o bailó por doquier.

 

 

La diferencia nació desde la idea del convite, iniciativa personal de la cantante y compositora Eme Alfonso, quien a partir de la realización de un video que la puso en contacto con una amplia variedad de géneros y estilos de música cubana, concibió el evento.

 

 

Sintió la necesidad de “hacer el festival Havana World Music” para mostrar el mestizaje propio, y por ello pensó primero en una “proyección nacional”, pero al anunciar el nombre “recibimos muchísimas propuestas de otros países, gente que quería venir, que quería tocar en Cuba”.

 

 

Cambió, pues, a internacional y con nombre en inglés. “Conjugaba perfectamente una cosa con la otra, nos parecía muy atractivo el nombre y ya que el festival era internacional, pues nos atrevimos a ponerle el nombre en inglés”, revela con desenfado, Eme.

 

 

La joven cubana contó con la ayuda de su familia, los notables Alfonso de “Síntesis”, amigos, patrocinadores del patio y del extranjero, y por supuesto con la hasta ahora insoslayable venia de las autoridades cubanas.

 

 

Sin grandes nombres, pero con excelentes artistas abrió esta concreción iniciativa. Por el escenario al aire libre a pocos metros del Mar Caribe desfilaron la colombiana “Mákina del Karibe”, la noruega “Thea” y “Fuel Fandango”, de España.

 

 

También estuvieron proveniente de Gran Bretaña, Auntie Flo, acompañado por el sudafricano Esa Williams, la cantante de origen zimbabwense Shingai Shoniwa, entre otros extranjeros, junto a Van Van, Síntesis, X Alfonso, Deja Vu, la propia Eme y grupos folclóricos de Cuba.

 

 

Abrir mentes y horizontes, entre los aciertos del evento, como recuento. “Que dé conocimiento a la población cubana que a veces recibe poca información, que conozcan las nuevas tendencias” musicales, entre las aspiraciones de Eme.

 

 

A futuro, prevé más ediciones. “Ojalá se haga aquí un puente” añade con convicción, y “que vengan más agrupaciones porque estoy segura que el público está ávido de esta modalidad”.

 

 

Y en el ambiente hubo más. En una de las dos jornadas, entre la juventud que de gozo parecía soltar amarras, una muchacha canturreaba “estoy volando” y el movimiento de sus manos dibujaba alas libres.

 

 

Como si asistiéramos a un micro Woodstock cubano premonitorio. Al menos en espíritu, ojalá…

INMIGRACIÓN

Niños indígenas inmigrantes intentan adaptarse...
Programa de Acción Diferida cumple 2 años (VIDEO)
Iglesias serán refugio a inmigrantes que...

ESTADOS UNIDOS

Alerta para estadounidenses que viajan fuera de...
Hospital en que enfermeras se contagiaron de...
Baja de nuevo el precio de la gasolina (VIDEO)

MÉXICO

Hallan a algunos de los estudiantes desaparecidos...
Matan a activista durante programa radial en vivo...
México se prepara para 'el grito' de...

INTERNACIONAL

Enfermera española con ébola se agrava (VIDEO)
24 mineros siguen aún atrapadso en mina de...
Tiroteo en el parlamento de Canadá deja dos...
COMENTARIOS