July 19, 2012

La infertilidad y tus relaciones

La infertilidad y tus relaciones

Una amiga de Mujer de Hoy escribió este artículo para contar las dificultades que ella y otras mujeres enfrentaron debido a problemas de infertilidad.

 

Nunca olvidaré algo que me dijo una amiga cuando yo me encontraba en las angustias de los tratamientos de infertilidad. “Escucha bien mis palabras”, dijo ella mientras arrullaba a su bebita, “aunque ahora estés con fertilización in vitro, algún día te sentirás frustrada cuando tu hijo se porte mal.” En otras palabras, yo debía consolarme sabiendo que, aunque en el momento tenía problemas para concebir, algún día yo seré como cualquier otra mamá agobiada.

 

Sus palabras, a pesar de ser bienintencionadas, me entristecieron. Después de todo, yo llevaba meses concentrada en inyecciones, citas con el médico y análisis de sangre, y todo el tiempo intenté no ilusionarme demasiado. Ni siquiera podía permitirme visualizarme con un bebé en los brazos… ni hablemos de enojarme con él.

 

Esa es la situación de esforzarte por mantener las amistades mientras intentas concebir. A menudo es difícil que los amigos comprendan el problema si no lo han vivido.

 

Algunas mujeres con el mismo problema están de acuerdo. Esto es lo que algunas han expresado: “Yo perdí a una amiga después de mi aborto. No éramos muy cercanas pero el silencio por parte de ella era notable. No fue sino hasta que estaba a punto de mudarse a otro estado cuando por fin me envió un mensaje por Facebook. Admitió ser una amiga terrible y no acercarse a mí después de mi aborto porque no supo qué decirme. Yo lo sentí como una ofensa personal que ella me abandonara en un momento de necesidad. Creo que algunas personas se sienten incómodas con la gente en duelo porque no saben qué decir o no quieren empeorar las cosas.” - Anónima

 

“Tengo una amiga que intentaba concebir al mismo tiempo que yo. Juntas nos sometimos a la inseminación artificial y la vimos fallar mes tras mes; en verdad recurríamos mucho una a la otra en busca de consuelo. Ella quedó embarazada y me envió un mensaje por correo electrónico que no recibí de la mejor manera. En retrospectiva es probable que haya sido una reacción exagerada de mi parte, pero ella dijo que su médico era realmente bueno y que quizás si me atendiera con él, yo podría tener mejor suerte. Yo respondí que, aunque apreciaba que pensara en mí, el proceso sería el mismo. Intercambiamos más mensajes y con el tiempo dejé de saber de ella. ¡Supongo que es fácil olvidar a aquellos que hicieron el viaje contigo una vez que llegaste a tu destino!” – Anónima

 

“Intentamos embarazarnos de nuestro segundo hijo durante un año y medio. Recibí comentarios de una mujer ‘tratamos y nos embarazamos en un mes’. Ella creía que era chistoso. No he hablado con esa mamá desde entonces. Creo que es difícil para aquellos que no han experimentado (la infertilidad) entender lo que de verdad uno siente.” – Anónima

 

“Yo tenía 38 semanas de embarazo y el estatus de mi Facebook decía que estaba cansada, con dolor y lista para sacar a ese bebé de mi cuerpo. No creí que ese mensaje ofendiera a nadie, pero una amiga de la infancia, quien sufría de infertilidad, escribió que las mujeres embarazadas no deberían quejarse y solo deberían estar felices por su embarazo. Bueno, la hormonal en mí decidió enviarle un mensaje bastante fuerte por correo electrónico y no nos hemos hablado desde entonces. Debería haber ignorado su mensaje y simplemente haberle echado la culpa a su frustración y celos, pero por alguna razón no pude dejarlo pasar.” – Anónima

 

“Tengo una hermana que tuvo dificultades terribles con abortos y otra que tuvo embarazos peligrosos y requirió de mucho reposo. Sin embargo, yo me embarazo si alguien dice la palabra en voz alta cerca de mí. Tengo bebés con toda facilidad y me recupero muy pronto. En definitiva, esto afecta mi relación con mis hermanas. No me sentía cómoda al emocionarme por el segundo trimestre (mi hermana tuvo un aborto a las 22 semanas). Con toda franqueza, no eran ellas, era yo. Supongo que es como la culpabilidad del sobreviviente.” – Anónima

 

¿La infertilidad ha afectado a algunas de tus amistades? ¡Comenta aquí!