July 12, 2012

Detecta el Síndrome de Down

Detecta el Síndrome de Down

Lee sobre la prueba de sangre que puede detectar el síndrome Down:

 

Fuente: HealthDay News

 

Una segunda compañía reportó que desarrolló una prueba de sangre prenatal para detectar el Síndrome de Down. Esto ofrece otra opción para aquellas mujeres que deseen saber si sus bebés padecerán de este trastorno.

 

Durante el pasado otoño, Sequenom Inc anunció que estaba fabricando la prueba, la cual está disponible en 20 ciudades en los Estados Unidos. El adelanto marca la primera vez que las embarazadas podrán tener este tipo de resultado sin enfrentarse a procedimientos invasivos como, la amniocentesis, la cual tiene un margen pequeño de riesgo de pérdida fetal.

 

Dos estudios publicados en febrero por American Journal of Obstetrics and Gynecology sugieren que existe otra prueba similar, fabricada por Aria Diagnostics, la cual puede detectar el Síndrome de Down y un desorden genético conocido como el Síndrome Edwards. Este último puede causar malformaciones congénitas y a menudo es fatal. En ambos estudios, las pruebas fueron realizadas antes de las 20 semanas de gestación.

 

Uno de los estudios, escritos por los investigadores de Aria Diagnostics, detectó 44 casos de los dos desordenes (Síndrome Down y Edward), entre 167 muestras prenatales de sangre. El otro estudio, realizado por investigadores de la Universidad de London y el College de London, detectó todos los casos de Síndrome Down y un 98 % de los casos de Síndrome Edward.

 

La prueba “podría ser útil como prueba secundaria y contingente a los resultados de un método universalmente aplicable,” dice el doctor Kypros H. Nicolaides, investigador principal del estudio de la Universidad de London. “La posibilidad de que se pueda aplicar universalmente depende de que el costo sea comparable con el de los métodos actuales como ecografía y pruebas bioquímicas.

 

El doctor Brian Skotko, un fisiatra del programa para niños con Síndrome Down en el hospital de Boston, dice que la precisión de la prueba es “bastante buena”, aunque los estudios no usaron tantas muestras como si lo hizo Sequenom para su prueba, la no costará más de $235 dólares.

 

El incremento de este tipo de pruebas abre preguntas aún mayores, según Skotko. “¿Estas pruebas se volverán procedimientos de rutina?, si fuera el caso, ¿Desaparecerán poco a poco los bebés con síndrome Down?

 

Algunas embarazadas eligen abortar a sus bebés, si estos padecieran de este síndrome. Según las estadísticas, el número ha aumentado en las décadas recientes.

 

¿Qué opinas sobre la opinión del doctor Skotko? ¿Qué decisión tomarías tú?