July 19, 2012

La inducción del parto en etapa final: ventajas y desventajas

La inducción del parto en etapa final: ventajas y desventajas

Descubre aquí las ventajas y desventajas de la inducción:

 

Fuente: HealthDay News

 

Un nuevo estudio revela que el inducir el parto después de las 37 semanas puede reducir el riesgo de muerte fetal antes o al nacer, sin incrementar la probabilidad de una cesárea.

 

Sin embargo, los bebés que nacen por inducción tienen más probabilidad de requerir atención médica en la unidad de cuidados intensivos, según investigadores de la Universidad de Western Australia, donde se realizó el estudio.

 

Este trabajo “confirma lo que demostró un previo estudio retrospectivo: la inducción del parto no está relacionada con el aumento de cesáreas ,” dice Joanne Stone, doctora y profesora de obstetricia y ginecología en la escuela de medicina Mount Sinai en la ciudad de nueva York.

 

“Además, mientras que sí hay un pequeño incremento en ingresos de recién nacidos en la unidad neonatal de cuidados intensivos (NICU), la prevención de muerte fetal y neonatal es un descubrimiento extremadamente importante,” dice Stone.

 

El estudio utilizó información de más de 1.2 millón de mujeres en Escocia que, tuvieron un solo bebé después de las 37 semanas (40 semanas se considera término completo).

 

Sarah Stock, quien lideró el equipo de investigadores, encontraron que, la inducción del parto entre las 37 y 41 semanas ofrece menor riesgo de muerte neonatal que el esperar un parto natural o cesárea.

 

Por ejemplo, en las 40 semanas, entre el grupo de las inducciones ocurrieron 37 muertes en alrededor de 45 mil partos (0.08%), mientras que, en el otro grupo ocurrieron 627 muertes en 351 mil casos (0.18%).

 

Aunque la inducción no provocó un incremento en cesáreas entre madres cuyos bebés nacieron mediante la inducción, la tasa de ingreso a la unidad neonatal de cuidados intensivos fue de 8 %, mientras que la misma tasa entre los que nacieron sin inducción fue de 7.3 %.

 

Según los investigadores, este descubrimiento significa que por cada 1,040 mujeres a quienes se les realiza la inducción en las 40 semanas, una muerte neonatal puede ser evitada. Sin embargo, esto ocasionaría un aumento de ingresos a la unidad de cuidados intensivos.

 

No obstante, no todos concuerdan con las conclusiones del estudio.

 

“La conclusión de los investigadores de que, la inducción electiva tiene un alto potencial de reducir la mortalidad perinatal en países desarrollados, sin incrementar el riesgo de cesárea, probablemente no es verídica,” dice James Ducey, doctor y director de medicina materna fetal en el hospital de la Universidad de Staten Island en Nueva York.

 

Él opina que: “el mejor predictor de si una inducción terminará en cesárea o no, es la apertura de la matriz una vez se haya iniciado la inducción. Esto no se tomó en cuenta en este estudio. Es muy probable que sólo mujeres cuyas cervices eran propicias fueran inducidas.”

 

El estudio fue publicado en el sitio web del British Medical Journal.

 

¿Optarías por una inducción electiva? Cuéntanos tu experiencia