November 15, 2012

Concientización sobre partos prematuros

Concientización sobre partos prematuros

Concientización sobre partos prematuros el 17 de noviembre – Día Mundial de la Prematuridad

 

¿Sabías que, en el mundo entero, trece millones de bebés nacen prematuramente todos los años, incluyendo a más de medio millón en los Estados Unidos? A pesar de estas impactantes cifras, muchos padres siguen sin enterarse del tema de los nacimientos prematuros: la causa principal de las muertes neonatales.

 

De hecho, una encuesta reciente sobre el nivel de conciencia actual descubrió que tres de cada diez madres de bebés prematuros desconocían la posibilidad de un parto prematuro hasta que tuvieron su primer hijo. Asimismo, un 75% de los padres no conocen la definición de “prematuridad”: un nacimiento durante o antes de cumplirse las 37 semanas de gestación. Dado el bajo nivel de conciencia, queda claro que muchos padres no comprenden completamente los riesgos más altos que se presentan con un nacimiento prematuro, ni la atención médica especializada que requieren esos bebés.

 

El nacimiento prematuro interrumpe el desarrollo del bebé en la matriz y muchas veces atrofia el crecimiento de algunos de los órganos más críticos del cuerpo. Los bebés prematuros corren mayores riesgos de sufrir complicaciones médicas y muchas veces tienen que pasar semanas —e incluso meses— en cuidados intensivos. Con frecuencia, eso hace que las madres se sientan indefensas, ansiosas y aisladas. El 17 de noviembre, el Día Mundial de la Prematuridad, esperamos educar a todos los padres que esperan bebés acerca de la posibilidad y los riesgos potenciales relacionados con los nacimientos prematuros.

 

Puesto que los sistemas inmunitarios y pulmones de los bebés prematuros no están completamente desarrollados, éstos son más susceptibles a contraer infecciones y sufrir problemas respiratorios. De hecho, el 79% de las madres con partos prematuros tienen un bebé que fue hospitalizado a raíz de una infección respiratoria severa. Los padres de bebés prematuros deben estar al tanto de un virus en particular: el virus sincicial respiratorio, comúnmente conocido como VSR. Casi todos los niños contraen el VSR antes de cumplir los dos años, que muchas veces causa síntomas relativamente leves que se asemejan al resfriado común. Sin embargo, los bebés prematuros corren un riesgo mayor de sufrir síntomas más intensos al contraer el virus, tales como una infección respiratoria grave (un caso severo de la enfermedad del VSR), ya que sus pulmones no cuentan con los anticuerpos necesarios para combatir la infección. A continuación aparece un resumen de datos que todos los padres deben saber acerca del VSR:

 

Resumen de datos sobre el VSR

 

  • El VSR es la causa principal de hospitalizaciones de bebés. Todos los años, los casos severos de la enfermedad del VSR causan hasta diez veces más muertes infantiles que la gripe.
  • El VSR es más prevalente durante los meses de invierno. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) definen el período de la “temporada de VSR” de principios de noviembre hasta fines de marzo, para la mayor parte de América del Norte.
  • Además de los nacimientos prematuros, otros factores comunes de riesgo son: peso bajo al nacer, ciertos padecimientos pulmonares o cardiacos, antecedentes de asma en la familia y contacto frecuente con otros niños.

La prematuridad y el VSR en la comunidad hispana de los Estados Unidos

 

  • El índice actual de nacimientos prematuros en la comunidad hispana de los EE. UU. es del 11.66%. Desde 2006, el índice de partos prematuros ha disminuido en un 5% en los bebés hispanos.
  • Los datos indican que los bebés de comunidades hispanas en EE. UU. corren más riesgo de desarrollar casos más graves de VSR; aunque se desconoce la razón precisa del mayor riesgo, el índice más alto de nacimientos prematuros es posiblemente uno de los factores responsables.
  • Dos terceras partes de las madres hispanas en EE. UU. nunca han oído hablar del VSR, y una de cada cinco madres hispanas en este país se entera del VSR cuando uno de sus hijos se contagia del virus.

La prevención es clave

 

El VSR es altamente contagioso y se puede propagar fácilmente a través de contacto físico, estornudos y tos. Debido a que no existe un tratamiento contra el VSR, los padres deben tomar las siguientes medidas de precaución para ayudar a proteger a sus hijos:

 

  • Lávate las manos, y lava los juguetes, áreas de juego y ropa de cama con frecuencia.
  • Asegúrate de que tanto tú como tu familia y cualquier visitante en tu casa se lave las manos o use un desinfectante para las manos.
  • Evita lugares con muchas personas y gente que esté o haya estado enferma.
  • Nunca permitas que nadie fume cerca de tu bebé.
  • Habla con el pediatra de tus hijos para determinar si pueden correr riesgos más altos de contraer el VSR, ya que puede haber terapias preventivas disponibles.

Conoce los síntomas

 

Contacta de inmediato al pediatra de tus hijos si alguno de ellos muestra alguno de los síntomas a continuación:

 

  • Tos intensa, silbidos o respiración acelerada por falta de aire.
  • Color violeta en los labios, la boca o debajo de las uñas.
  • Fiebre alta y cansancio extremo.

Para obtener más información acerca del VSR, visita www.rsvprotection.com; para obtener más información sobre las necesidades especiales de salud de los bebés prematuros, visita www.preemievoices.com.