Una semana de embarazo

Una semana de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Una semana de embarazo

Tu cuerpo

Va a sonarte un poco raro, pero técnicamente todavía no estás embarazada. Lo sabemos: ¿qué? Esto se debe a que los médicos estiman la fecha del parto con base en el primer día de tu último periodo menstrual (UPM), que es donde ahora te encuentras. Después cuentan cuarenta semanas y ¡voilá!, esa es tu fecha de parto. En la realidad, ¡el sexo para hacer bebés no ocurrirá sino hasta dentro de dos semanas! No es una ciencia precisa, pero dado que no existe una buena manera de estimar el momento exacto de la concepción, es lo mejor que tienen los profesionales de la salud para calcular. (También ayuda a explicar por qué solo alrededor de cinco por ciento de los bebés nacen en las fechas programadas de parto.)

Tu bebé

¿Bebé? ¿Cuál bebé? En este momento tu futuro bambino aún es un huevito pequeñísimo. ¡Pero no por mucho tiempo!

Tu vida en este momento

Como es probable que sepas, lo que haces antes de embarazarte puede tener tanto impacto en la salud y el desarrollo futuros de tu bebé como las decisiones que tomes durante los nueve meses cuando el hogar de tu bebé sea tu vientre. La buena noticia es que los detalles más importantes te ayudarán a cuidar tu propia salud: asegúrate de tomar tus vitaminas prenatales (incluso 400 mcg de ácido fólico), dejar de fumar (un difícil pero crucial paso de preparación para el bebé), no bebas alcohol, lleva una dieta saludable, practica un poco de ejercicio, ¡y relájate! (El estrés crónico no solo puede impedir que concibas, también ha sido relacionado con otros riesgos del embarazo.) Si no tuviste una cita previa a la concepción con tu médico, es buena idea programar una… o cuando menos llama a la enfermera del consultorio para averiguar si hay pasos adicionales que debieras tomar, como dejar o cambiar medicamentos que tomes o aplicarte vacunas importantes para enfermedades que podrían dañar a tu bebé, como varicela o rubéola.

Los estudios son contradictorios en cuanto a los efectos de la cafeína durante el embarazo; quizá debas preguntar su opinión a tu médico en cuanto a lo que sea mejor para ti. Sin embargo, si eres una de esas chicas que sorbe varias tazas de café con leche al día, ahora es el momento ideal para disminuir tu consumo. Las últimas investigaciones sugieren que, siempre que mantengas tu consumo de cafeína en menos de 200 miligramos al día (lo cual equivale a una taza de alrededor de doce onzas de café regular), es probable que no debas preocuparte, aunque existen algunas evidencias de que mayores cantidades del estimulante pueden incrementar los riesgos de aborto. Un punto importante: ¡solo piensa en todo el dinero que ahorrarás cuando evites todas esas visitas adicionales a Starbucks!

Mamás como yo / Desearía haber sabido

“Pruebas de embarazo: obtendrás una línea rosa pálido cuando tus hormonas estén lo bastante presentes como para detectar un embarazo, pero no tan altas como para hacer que la línea sea tan vibrante como la línea de control. En definitiva debe hacerse más oscura en los siguientes dos días.” - jcwoita

COMENTARIOS