Diez semanas de embarazo

Diez semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Diez semanas de embarazo

Tu cuerpo

¿Ya localizaste y memorizaste la ubicación de cada baño público en la ciudad? En este momento es probable que tengas que hacer pipí con más frecuencia que nunca; un hecho que es atribuible a tu útero en crecimiento que ejerce presión sobre tu vejiga y síntoma común de embarazo. La buena noticia es que, alrededor de la semana doce, tu útero se colocará arriba. Eso significa menos presión sobre la vejiga y menos visitas al baño. Otro asunto allá abajo: alrededor de esta etapa, algunas futuras mamás experimentan cólicos incómodos o una sensación de jalón en la parte inferior del vientre. Siempre puedes confirmar con tu médico, pero es probable que sea algo llamado dolor de ligamento redondo, el cual ocurre cuando los ligamentos que soportan tu útero se estiran a medida que el bebé crece. El dolor puede ser agudo y puede presentarse en uno o ambos lados de tu abdomen. Sin importar lo doloroso que es, siempre que el dolor sea ocasional y no haya otros síntomas que lo acompañen, como fiebre, sangrado o mareo, no te preocupes, es normal por completo y no es señal de que algo está mal allá adentro.

Tu bebé

Esta semana, tu bebé tendrá dedos visibles en las manos y en los pies. Imagina lo diminutos que son… ¡muy lindos! Tanto los oídos externos como el labio superior se han formado por completo; los cartílagos, huesos del esqueleto y genitales externos continúan en desarrollo. El cerebro del bebé también crece súper rápido en esta fase. Un hecho muy sorprendente: se estima que alrededor de 250 mil neuronas se forman en su cerebro por minuto en este momento. ¡Guau! Y se acerca el día de la graduación. Después de esta semana, tu pequeño ya no será considerado un embrión: ahora será un feto.

Si a tu médico le preocupa que tu bebé tenga anormalidades fetales, puede recomendarte una prueba genética llamada MVC o muestra de vellosidades coriónicas. Por lo regular se realiza entre las semanas diez y doce e implica recolectar células de la placenta. El MVC se realiza mucho antes en el embarazo que la amniocentesis y tiene un índice de precisión superior a 99 por ciento, de acuerdo con March of Dimes. Sin embargo, implica un pequeño riesgo de aborto. Para las mujeres que tienen un riesgo elevado de transmitir un problema genético, como la enfermedad de Tay-Sachs, o de haber concebido un bebé con síndrome de Down, bien puede valer la pena realizar la prueba por el riesgo mínimo. Si consideras someterte a este examen, elige un centro u hospital con un fuerte récord de seguridad y espera hasta la décima semana de embarazo. Además, asegúrate de que tu médico en verdad te oriente en cuanto a las ventajas y desventajas de tu caso particular.

Tu vida en este momento

De acuerdo, lo último en lo que piensas en estos días es en tus dientes. Sin embargo, es un buen momento para programar una revisión. ¿Por qué? Porque la creciente cantidad de sangre en tu cuerpo, aunada a los cambios hormonales, puede hacerte proclive a problemas en los dientes y las encías (tal vez ya notaste que tus encías sangran cuando te cepillas o usas el hilo dental). Es probable que un poco de irritación no signifique un problema, pero algunas mujeres desarrollan “gingivitis de embarazo”, que es resultado de la acumulación de bacterias y que causa inflamación e hinchazón en las encías. Y no es que queramos asustarte para que corras al sillón del dentista, pero de acuerdo con la American Academy of Periodontology, las mujeres embarazadas con enfermedad periodontal (un trastorno más avanzado) pueden tener siete veces más probabilidades de parir un bebé prematuro y de bajo peso.

Algunos consejos para una buena salud dental durante el embarazo:

Asegúrate de avisar a tu dentista que estás embarazada, pues puede afectar en el tipo de cuidado que necesitas y recibes.

Las radiografías dentales de rutina pueden esperar hasta después del parto. Si se sospecha enfermedad o si se presenta una emergencia, es poco probable que las radiografías dentales causen algún daño. Debes protegerte con un delantal de plomo.

Los cambios hormonales pueden contribuir a la inflamación de las encías si tu higiene bucal no es óptima. Busca atención dental de inmediato si tus encías están inflamadas o sangran cuanto lavas tus dientes.

Pide orientación a tu dentista sobre el cuidado dental para tu bebé recién nacido.

No fumes. Fumar puede provocar un riesgo mayor de padecer la enfermedad periodontal y, desde luego, puede causar problemas de salud para ti y para tu bebé.

Cepíllate los dientes cuando menos dos veces al día con una pasta dental con fluoruro y usa hilo dental.

Come alimentos saludables y evita los bocadillos dulces entre comidas, pues producen placa ácida que ataca el esmalte de los dientes y puede provocar caries.

Si vomitas con frecuencia debido a las náuseas en las primeras etapas del embarazo, el vómito puede dejar ácidos estomacales en tu boca. Si no limpias ese ácido con rapidez, puede dañar la superficie de tus dientes y promover caries dental. No te cepilles de inmediato; en lugar de ello, enjuaga tu boca con agua y continúa con un enjuague bucal con fluoruro después de vomitar. Cepíllate alrededor de una hora después para refrescar tu boca y proteger tus dientes de la acción dañina de los ácidos estomacales.

Las influencias hormonales pueden causar el crecimiento de un tejido ligero a lo largo de la encía sobre uno o dos dientes. Esta placa de tejido se conoce como “épulis”. Aunque está muy vascularizado y sangra con facilidad con el cepillado de dientes, por lo regular es benigno y suele retroceder después del parto, aunque puede ser necesario que un médico lo retire.

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

“No permitas que los medios te presionen. No necesitas cinco mil cosas para tu bebé ni tres carriolas distintas ni cuatro asientos diferentes ni varios portabebés distintos. No necesitas corralito/moisés/cuna portátil por separado. Investiga en Internet las distintas opciones de equipo para bebé y averigua lo que cubra tus necesidades.” –cl-bradleyteach

COMENTARIOS