Doce semanas de embarazo

Doce semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Doce semanas de embarazo

Tu cuerpo

Llegó por fin: ¡la última semana de tu primer trimestre! A medida que te acercas al segundo, es probable que todos los mareos o náuseas matutinas que hayas experimentado comiencen a desaparecer. Sin embargo, si no sucede de inmediato, no te preocupes. Después de sentirte miserable durante tantas semanas, es fácil (con todo optimismo) creer que despertarás una mañana, a principios de la semana número trece, y ¡ahhhhh!, de pronto sentirte completamente bien de nuevo. En realidad, tus síntomas pueden remitir poco a poco antes de desaparecer en su totalidad. En algún momento del segundo trimestre comenzarás a notar que una línea oscura se marca en el centro de tu barriga. Se llama línea nigra (traducción: línea negra). No a todas las mujeres les sale (y si te sale, desaparecerá después del parto) pero es muy común, en particular entre mujeres de pieles más oscuras. En otras noticias, tu útero, que ahora tiene el tamaño de un pomelo, se ha subido desde el fondo de tu pelvis y tu médico podrá sentir su parte superior durante un examen. ¿Y ya comenzó a salirte barriga? Si este es tu primer embarazo, tu barriga puede no ser evidente todavía (¡prueba de tus fuertes músculos abdominales!). Pero en esta semana, muchas mujeres ya tienen una linda pancita.

Tu bebé

En el segundo trimestre, tu bebé desarrolla la capacidad de tragar, respirar y descargar líquido amniótico. (Un poco de trivia: el saco amniótico contiene alrededor de cincuenta mililitros de fluido en esta etapa.) Alrededor de esta fase, la placenta tiene la importante tarea de producir hormonas. El rostro de tu bebé se ha definido mejor y comienzan a aparecer capullos de dientes, la mayoría de los órganos y estructuras ya están formados por completo, el desarrollo de articulaciones y músculos permite más movimientos y es posible detectar el ritmo cardiaco del feto.

Tu vida en este momento

Quizá ya sea momento de avisar a tu jefe que estás embarazada… y puedes sentirte emocionada o nerviosa de compartir la buena noticia, o tal vez una mezcla de ambas. Antes de dirigirte a su oficina, es buena idea planear un poco. Investiga cuál es la política de permiso por maternidad en tu empresa y piensa en cuánto tiempo te gustaría tomarte. ¿Estás dispuesta a trabajar hasta tu fecha de parto o prefieres pedir la licencia una o dos semanas antes para organizarlo todo y relajarte en casa? Tienes que estar preparada para discutir quién se encargará temporalmente de los proyectos de largo plazo o cómo se manejarán mientras no estés en la oficina. Incluso si tu jefe no es, hum, la más maternal de las personas y no salta de felicidad por ti, cualquier buen jefe valorará y se tranquilizará con los planes y el trabajo de preparación que efectuaste. ¡Buena suerte!

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

Sobre el estreñimiento: “A menudo es causado por el hierro adicional en las vitaminas prenatales. Asegúrate de comer suficiente fibra –granos integrales, frutas, vegetales frescos- y de beber mucha agua. Prueba un poco de jugo de ciruela. Procura evitar los alimentos astringentes, como los alimentos procesados con azúcar y los plátanos. Quizá puedas dividir tus dosis de vitaminas prenatales en mitades, dos veces al día. Pregunta a tu médico si está de acuerdo.” –cl-bradleyteach

COMENTARIOS