Catorce semanas de embarazo

Catorce semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Catorce semanas de embarazo

Tu cuerpo

Oye, ¿qué son esas manchas oscuras? Las hormonas del embarazo pueden causar un oscurecimiento leve de la piel, lo cual puedes ver en esta etapa. Es súper común, pues afecta a entre cincuenta y setenta por ciento de las mujeres cuando es alrededor del rostro y, por fortuna, suele desaparecer. Puedes notar que las areolas, la piel alrededor de los pezones, se vuelve más oscura, por ejemplo, o manchas marrones en tu rostro. Estas últimas se conocen como cloasma (llamada comúnmente “paño”) y a menudo brotan alrededor de los ojos, en la nariz y en las mejillas. Una vez más, esta coloración de la piel debe desaparecer cuando nazca el bebé. Pero por ahora, un poco de corrector emparejará todo bellamente, Y asegúrate de usar bloqueador cuando salgas. Estar bajo el Sol puede empeorar las cosas.

Tu bebé

Para esta semana, tu bebé puede chuparse el pulgar. También ha continuado moviéndose en el líquido amniótico que lo rodea; es interesante que este líquido se renueve cada tres horas. Mantente alerta a cualquier sensación de revoloteo en la barriga. Es el bebé en movimiento o “acelerado”. Algunas mujeres reparan en ello en esta fase, aunque no te decepciones si todavía no sientes nada. La mayoría de las mujeres embarazadas no sienten los movimientos de su bebé por primera vez sino hasta la semana 16 o veinte. Puedes sentir pequeñas patadas o piquetes, pero los movimientos no necesariamente serán regulares y puedes pasar un día o dos sin que sientas algo. Algunas personas comparan estas primeras sensaciones con el movimiento de las alas de una mariposa.

Tu vida en este momento

Si tienes más que 35 años de edad, tuviste otro parto o embarazo diagnosticado con alguna condición genética, historia familiar de defectos de nacimiento o una prueba de detección de que algo pueda afectar al feto, tu médico puede recomendar una amniocentesis, que por lo regular se efectúa entre las semanas quince y veinte. Lo que implica este procedimiento: una larga y delgada aguja es insertada a través de la barriga y útero y hasta el saco amniótico, para extraer un poco de fluido y células. (Al mismo tiempo se realiza un ultrasonido para evaluar la ubicación del bebé y la placenta.) La muestra de líquido amniótico y células se somete a análisis para detectar ciertos defectos cromosomáticos o genéticos. Debido a que las células extraídas durante la amniocentesis deben ser cultivadas, lo normal es que los resultados estén disponibles entre dos o tres semanas después del procedimiento.

Existe un pequeño riesgo de aborto asociado con esta prueba: menos que uno por ciento o una probabilidad de alrededor de uno en trescientos o uno en quinientos. Asegurarte de contar con médicos experimentados ayudará a disminuir más tus probabilidades de aborto. Oh, y si quieres averiguar el sexo de tu bebé, este análisis puede informártelo con una precisión cercana a cien por ciento… y semanas antes de que un ultrasonido tradicional pueda detectarlo.

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

“El parto y el nacimiento son diferentes para cada mujer. En ocasiones, la misma mujer puede tener experiencias muy distintas con cada embarazo. Así que pon en tela de duda lo que la gente te diga acerca de cómo será el parto. Existen ciertos hechos universales porque el mecanismo del parto es más o menos el mismo, pero nadie más vive dentro de tu cuerpo, ¡excepto tú y el bebé!” – bordwithyou

COMENTARIOS