Quince semanas de embarazo

Quince semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Quince semanas de embarazo

Tu cuerpo

En términos físicos es probable que te sientas estupenda en esta etapa de tu embarazo… ¡y bravo por eso! Pero a nivel emocional, quizá descubras que te sientes en una fase de imagen corporal extraña. Mucho de ello se relaciona con estar en el limbo prenatal: tu barriga, en definitiva, está más grande que lo normal, pero quizá no al grado de mostrarse visiblemente al mundo. Resultado: te sientes un poco gorda. En verdad ayuda hablar al respecto con otras mamás, porque es posible que ellas también hayan pasado por el mismo estado desaliñado. Siempre es bueno saber que no eres la única mujer embarazada en el planeta que se preocupa por esas cosas. Oh, por cierto, ¡tampoco pienses que eres muy superficial por esto! El cuerpo que conoces y en el cual has vivido por décadas pasa a través de grandes cambios. ¡No sería normal que no tuvieras momentos de mini-espanto por todo lo que te sucede! Ten presente que pronto llegarás a un punto donde toda la gente hará exclamaciones de admiración por tu totalmente adorable panza de embarazada. Y busca otras maneras de levantarte el ánimo, como regalarte un facial, una pedicura, algunas lindas prendas de maternidad o un largo baño de tina con agua tibia.

Durante tu primer trimestre, en realidad tu cuerpo no necesitó más calorías que las normales y, con toda franqueza, quizá sea todo lo que pudiste hacer para retener en el estómago algunas galletas saladas y un poco de ginger ale. Pero a partir de este momento, ¡tienes que comer más, chica! Es probable que sepas que el consejo de “comer por dos” que tu mamá siguió es un mito. No necesitas duplicar tu ingesta diaria de calorías. De hecho, si iniciaste con un peso saludable, todo lo que tienes que hacer es agregar alrededor de 300 calorías por día. Esto equivale a una taza de yogurt y un plátano. Tu proveedor de cuidados de la salud puede darte más detalles acerca de tus necesidades específicas y cómo puedes modificar tu dieta para incluirlas. Pero en general, unos cuantos bocadillos aquí y allá es todo lo que necesitas. ¿Alguien dijo chocolate oscuro?

Tu bebé

En este momento, la piel de tu bebé es muy delgada, tanto que los vasos sanguíneos son visibles bajo su superficie. Su cuerpo también está cubierto por un vello fino y esponjado que se llama lanugo, el cual se caerá a medida que el bebé se aproxima a término. El corazón bombea alrededor de 25 litros de sangre por día y para esta semana puede comenzar a chuparse el pulgar dentro del útero (lo cual podrías ver en futuros ultrasonidos, ¡tiernísimo!).

Tu vida en este momento

Tu médico puede programarte para la prueba de alfa-fetoproteína en suero materno (AFPSM). Este examen de sangre se conoce como detección triple o cuádruple y por lo regular se realiza entre las semanas quince y veinte de embarazo. La AFPSM mide niveles de ciertas sustancias en la sangre de la madre que se asocian con condiciones genéticas, defectos de nacimiento y complicaciones del embarazo en el bebé. Por lo regular, si se detectan niveles altos o bajos anormales, puede ser recomendable un seguimiento con ultrasonido y amniocentesis para dar un diagnóstico definitivo. La prueba AFPSM es segura pero puede producir resultados falsos. Por ejemplo, aunque cincuenta de cada mil mujeres recibirán resultados anormales de síndrome de Down, solo una o dos de esas mujeres tendrán un bebé con ese defecto. Para la mayoría de las mujeres, los resultados normales de la prueba suelen indicar un embarazo saludable y puede ser un alivio después de cualquier ansiedad durante el primer trimestre.

¿Cómo has dormido últimamente? Para este momento de tu embarazo, incluso si fuiste una campeona del dormir, puede ser que se te dificulte ponerte cómoda por las noches; en especial si siempre has dormido bocabajo. Adaptarte a dormir de lado puede costarte un poco de trabajo. Y quizá también notes que despiertas más durante la noche. Te ayudará mantener tu habitación oscura y fresca. Evitar la cafeína desde la tarde y practicar ejercicio con regularidad también mejoran tu sueño. Algunas mujeres han descubierto que las largas almohadas corporales o los almohadones para embarazo, a menudo usados durante las etapas avanzadas del embarazo, las ayudan a dormir mejor ahora. Experimenta y averigua lo que te funcione. ¡Mamá necesita su descanso de belleza!

COMENTARIOS