Dieciocho semanas de embarazo

Dieciocho semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Dieciocho semanas de embarazo

Tu cuerpo

¿Has sentido que tu bebé se mueve? ¡Esta podría ser la semana! Muchas futuras mamás notan los primeros movimientos de su bebé –llamados “aceleración”- entre la semana 16 y la veinte de embarazo. Lo creas o no, ¡este solía ser el momento cuando las mujeres en la antigüedad estaban seguras de que esperaban un bebé! Puede tomarte un poco de tiempo identificar la sensación, en especial si este es tu primer bebé… así que no te preocupes si no detectas sus patadas y movimientos durante algunas semanas más. Esos movimientos fetales iniciales a menudo se sienten como “golpecitos” suaves o “mariposas” justo arriba de tu hueso púbico. De hecho, son lo bastante sutiles en este momento como para que los confundas con gases o indigestión. Sin embargo, más tarde se vuelven más regulares o rítmicos; tanto que, ¡guau!, son un signo inconfundible y estremecedor de que tu bebé realmente está allí. (Mantente alerta para sentirlos después de comer y al irte a la cama; son ocasiones cuando muchas mamás reportan que sus bebés están especialmente activos.)

A medida que progresa tu embarazo, esos movimientos se convertirán en verdaderas patadas y golpes de karate. Y mientras tu bebé da tumbos allá adentro, tú podrás ver que la superficie de tu barriga se mueve y cambia de forma. Es una sensación extraña a la que tendrás que acostumbrarte, pero también es muy divertida y tranquilizadora.

Tu bebé

Hasta este momento, los huesos de tu bebé eran estructuras suaves. Pero esta semana comienza el proceso de endurecimiento u osificación. Entre los primeros que lo hacen se encuentran los huesos de las piernas y el oído interno y, cuando esta última parte se desarrolla, ocurre algo sensacional: se crean nuevas conexiones entre el cerebro y los oídos, ¡y tu bebé comenzará a oír! Así que quítales el polvo a algunos de tus viejos libros infantiles y comienza a leerle en voz alta. Sin embargo, resulta difícil saber qué es lo que causan, pero la voz suave y la música no le harán daño. Para cuando tu bebé nazca, conocerá el sonido de tu voz de memoria y responderá a él. ¡Genial! (Hablando del corazón, ese es uno de los primeros sonidos que el bebé escuchará: el fuerte y constante golpe del tuyo al latir.)

Tu vida en este momento

Alrededor de esta semana, muchas mujeres embarazadas sienten un verdadero dolor en la espalda, incluso si nunca tuvieron problemas en esa área en el pasado y aunque no hayan aumentado mucho de peso todavía. El dolor en la espalda es muy común durante el embarazo. De hecho, es difícil encontrar una futura mamá que no lo haya sentido al final de su tercer trimestre. Puedes notar desde una pequeña molestia hasta un gran dolor; en particular después de hacer algo agotador, como cargar algo, hacer ejercicio o cuando te levantas de la cama por la mañana y aún estás un poco rígida. ¿Cómo es que sientes dolor en esta etapa de tu embarazo? Es probable que gran parte de ello se deba a la hormona del embarazo relaxina, la cual contribuye a la relajación de tus articulaciones y ligamentos, que se vuelven más elásticos para prepararse para el parto. Tu creciente útero también cambia tu centro de gravedad hacia el frente, lo cual puede afectar las articulaciones alrededor de la pelvis y generar dolor a lo largo de tu espalda. También el soporte menor de los ligamentos puede facilitar la rigidez de tu espalda. La aplicación de calor –y eso incluye sumergirte en un baño tibio- puede ayudar a aliviar el dolor (solo asegúrate de que la temperatura no sea demasiado caliente y evita, de hecho, los baños calientes). La buena postura también puede ayudar y, aunque pueda parecerte contrario a tu intuición, ciertos ejercicios (con la guía de tu médico) pueden hacer maravillas en cuanto a mantenerte fuerte y saludable. Cuida también tu dieta, pues el aumento excesivo de peso puede exacerbar los síntomas. Si el dolor es tan terrible que sientas que necesitas tomar algún medicamento para aliviarlo, habla con tu médico para conocer su opinión sobre las mejores opciones para ti.

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

“Llevo un diario, no solo para mi bebé sino para recordarme esta etapa especial en mi vida, ¡y lo que era poder estar embarazada! Lo recomiendo ampliamente. También, siempre habla con una mamá que ya haya vivido lo mismo antes de hacer una compra para el bebé que no sea absolutamente necesaria. Con frecuencia terminé por comprar artículos estúpidos y sin propósito por culpa de la mercadotecnia y los bellos empaques, cuando pudimos usar ese dinero para comprar más ropa y pañales.” - amyh411

COMENTARIOS