Veinticuatro semanas de embarazo

Veinticuatro semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Veinticuatro semanas de embarazo

Tu cuerpo

Para esta semana, tu útero ha crecido alrededor de dos pulgadas sobre tu ombligo y mide diez pulgadas. Si aún no has comenzado a sentir las contracciones Braxton-Hicks, es probable que pronto suceda. Se sienten como una sensación de rigidez o de apretamiento cerca de tu abdomen bajo, ocurren a intervalos irregulares, varían en duración y por lo regular son débiles. Tienes más probabilidades de sentirlas después de un día atareado, de hacer ejercicio o del sexo y, siempre que tu embarazo sea normal, tu pareja no tiene que preocuparse de provocarte un parto prematuro. Las contracciones también pueden ocurrir si estás deshidratada, ¡así que asegúrate de continuar bebiendo mucha agua! Dar una caminata o cambiar de postura también pueden ayudar. Aunque las Braxton-Hicks son una parte totalmente normal de un embarazo, informa a tu médico si sientes más de cuatro en el lapso de una hora, si cambian en intensidad, si en verdad son dolorosas, si se vuelven regulares o si están acompañadas por secreciones vaginales, descargas o sangrado. La buena noticia: con todo lo molestas que son, estas contracciones en realidad ejercitan la masa muscular con el fin de desarrollar fuerza para el parto inminente. También pueden iniciar el proceso de suavizar tu cérvix, todo lo cual puede ayudar a tu parto cuando llegue el momento de dar a luz. ¡Bien por eso!

Tu bebé

Antes de este momento es probable que tu bebé no tuviera idea de su estaba derecho o cabeza abajo dentro del saco amniótico. Sin embargo, el oído interno, mismo que controla el equilibrio, se ha desarrollado al grado de comenzar a poder distinguir la diferencia ahora. Genial. Si tu bebé pudiera estirarse por completo, mediría hasta quince pulgadas en total esta semana. Además, ha madurado tanto que, si naciera ahora, tendría más de cincuenta probabilidades de sobrevivir.

Tu vida en este momento

OK, hablemos del parto: En alguna parte del fondo de su mente, toda futura mamá se preocupa por dar a luz de manera prematura. Asegurarte de conocer los signos de labor de parto pre-término alivia cualesquiera ansiedades que tengas. Oye, mientras más las conozcas, más pronto podrás descartar preocupaciones innecesarias (como contracciones Braxton-Hicks que, de lo contrario, pueden asustarte) y continuar disfrutando tu embarazo. Entonces, aquí vamos:

Llama a tu médico si tienes…

Contracciones o rigidez uterina que se incrementan en frecuencia, se vuelven regulares, muy dolorosas u ocurren cinco veces en una hora o con cinco minutos o menos de separación entre una y otra.

Manchas o sangrado que duren más de un día o estén acompañados de dolor, cólicos, fiebre o estremecimientos.

Descarga vaginal acuosa, lo cual puede indicar que se ha roto el saco amniótico.

Descarga amarilla, verdosa o de olor fuerte.

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

“Recuerdo el insomnio en mis dos embarazos previos. Duró todo el tiempo, así como los sueños muy vívidos. Y es más difícil cuando necesitas levantarte muchas veces para hacer pipí. La leche caliente antes de dormir tiene un efecto sedante. La meditación o un ejercicio relajante que practiques justo antes de dormir pueden ser útiles. Agotarte por el ejercicio durante el día puede también ayudarte a dormir toda la noche.” –zoealexis2005

COMENTARIOS