Veintinueve semanas de embarazo

Veintinueve semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Veintinueve semanas de embarazo

Tu cuerpo

Si has logrado llegar hasta este punto con solo una punzadita, ¡eres una mujer muy afortunada y saludable! Sin embargo, esta semana, para muchas, los dolores y molestias pueden convertirse en, bueno, un verdadero dolor a medida que el útero crece y las articulaciones de la pelvis se aflojan como preparación para el parto. El dolor de espalda es especialmente común en esta etapa del embarazo. Procura no dejar de ejercitarte (¡te mantendrá fuerte!) y sé consciente de tu postura: encorvarte cuando te sientas o estás de pie puede exacerbar los problemas en la espalda. Los ejercicios de fortalecimiento de los músculos centrales, que tonifican tu abdomen y espalda y aprietan toda tu sección media como un corsé, también pueden obrar pequeños milagros. Dado que muchos expertos recomiendan evitar ejercicios donde tengas que recostarte bocarriba en esta etapa, habla con tu médico u otro proveedor de cuidados para la salud acerca de los movimientos que son apropiados para ti.

Tu bebé

¿Ese bebé duerme en algún momento? Alrededor de esta etapa, puede parecerte que tu bebé duerme todo el día y está despierto toda la noche, pues te patea y golpea hasta el punto en que literalmente puede hacerte perder el aliento por un momento. Una vez más, estos movimientos se calmarán en las siguientes semanas, a medida que tu bebé crece y está más apretado en tu útero. Sin embargo, por el momento tu pequeño búho nocturno puede impedir que tengas un sueño reparador sin interrupciones. Algunas mamás dicen en broma que se trata de la manera del bebé aún no nacido de ayudarlas a adaptarse a las demandas relacionadas con el sueño de su nueva maternidad. ¡El bebé te facilita el camino hacia ello! Aprovecha la ventaja y haz que papá coloque su mano sobre tu barriga para que pueda sentir toda la acción. Y recuerda: mucho movimiento es señal de la buena salud de tu hijo. Cuando está activo, puedes sentir cuando menos diez movimientos en una hora. Cualquier cantidad menor, llama a tu médico.

Tu vida en este momento

¿Te parece que mientras más te acercas a la fecha de parto, más mamás surgen de la nada y te bombardean con historias sobre sus largos, angustiantes y dolorosos partos? Su intención puede ser buena; es decir, compartirte lo que podría suceder y lo que debes esperar, pero a menudo el efecto final es que esas historias solo hacen que cualquier ansiedad que sientas se dispare a la estratosfera del estrés. ¡Uf! Intenta tomarlas con calma y mantener las cosas en perspectiva. Por cada mujer que tiene un drama de parto, existen muchas, muchas más que dan a luz sin eventos extraordinarios. Es probable que el tuyo sea igual. ¡A muchas mamás ansiosas también las consuela la idea de que el parto es solo un día de su vida! (Y muchas mamás te dirán que, incluso después de un parto no tan perfecto, ¡comenzaron a planear su segundo bebé en la sala de recuperación!)

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

“Yo recomendaría hacer muchos Kegels a diario para fortalecer esa área. Mi partera-enfermera certificada también recomienda masajear la zona con aceite de onagra. Ella le recuerda a DH que lo haga en cada visita. También existen investigaciones que sugieren que puede ser mejor un desgarre natural que la episiotomía. Los desgarres naturales pueden sanar más pronto que cuando te cortan.” -kylaplusone

COMENTARIOS