Treinta y ocho semanas de embarazo

Treinta y ocho semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Treinta y ocho semanas de embarazo

Tu cuerpo

Si aún no arrojas el tapón mucoso, quizá lo hagas pronto. Una vez más, algunas mujeres nunca pierden el suyo antes del parto y eso es normal. Entonces, no te preocupes si no te sucede. En esta etapa quizá notes que las contracciones de Braxton-Hicks se incrementan en intensidad, en frecuencia o en ambas.

Recuerda prestar atención a los movimientos de tu bebé y llamar a tu médico si notas que disminuyen. Confía en tu instinto y no te preocupes por llamarlo y que resulte no ser nada. ¡Los obstetras prefieren que te equivoques hacia el lado seguro!

Tu bebé

Ahora que ya todo se ha desarrollado por completo, el cuerpo de tu bebé solo está agregando los toques finales a sus órganos y sistemas. Los pulmones, cerebro y sistema nervioso, por ejemplo, continúan madurando esta semana.

En general, ¡todos los sistemas están listos! Tu hijo podrá respirar, comer, digerir, evacuar y todas esas cosas por sí mismo. También cuenta con suficiente grasa en los huesos, así que podrá mantener mejor los niveles de temperatura corporal y de glucosa en la sangre después de nacer.

Tu vida en este momento

Tal como muchas mujeres a punto de dar a luz, es probable que en tu mente ya tengas una idea de cómo marcharán el parto y el alumbramiento o, cuando menos, una visión ideal de ello. ¡Y eso está bien! De hecho, imaginar el mejor escenario posible puede ser útil en términos de reducir tu ansiedad antes de vivir la experiencia. Sin embargo, intenta mantenerte flexible porque la verdad es que el evento real puede no coincidir con la manera como esperabas que fuera.

En definitiva no esperes lo peor, solo ten presente que no puedes saber cómo se desarrollará todo sino hasta que suceda. Puede rompérsete la fuente en la oficina, tras iniciada la labor de parto, o hasta que llegues al hospital. Pueden pasar dos horas antes del alumbramiento… o veinte. El bebé puede salir solo o necesitar nacer por cesárea. Entonces, mantén la mente abierta y confía en tu bebé, tu cuerpo y tu médico. Así podrás vivir este viaje salvaje con más facilidad.

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

Biberones para recién nacidos: “Yo apoyo la idea de comprar un solo biberón con diferentes tetillas. Yo probé cinco o seis estilos de tetilla hasta encontrar el mejor para mi pequeño.” -keeyamah

COMENTARIOS