Treinta y nueve semanas de embarazo

Treinta y nueve semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Treinta y nueve semanas de embarazo

Tu Cuerpo

¿De pronto te obsesionaste con la limpieza? ¿Barriste los suelos tan bien que prácticamente podrías comer en ellos? ¿Almacenaste víveres y artículos para el bebé y llenaste toda la nevera con guisos? Ese es tu instinto de anidación en todo su esplendor. Y sí, es un sentimiento muy real que muchas embarazadas perciben, en especial alrededor de esta etapa. ¡Fluye con él! Es la manera de tu cuerpo de avisarte que el bebé está por llegar… y más vale que estés preparada. Por otra parte, no te preocupes si no tienes esas urgencias. De hecho, muchas mujeres descubren que, en esta etapa de su embarazo, todo lo que quieren hacer es descansar, leer una revista o consentirse con una manicura. Eso también es normal.

Hablando de manicura, ¡sal y arréglate las uñas esta semana! Cuando llegue el bebé habrá una tonelada de fotografías de ti con el pequeño y querrás que tus manos luzcan grandiosas, para la posteridad.

¿Y todavía sientes el ardor? ¿Es decir, las agruras? Continúa comiendo bocadillos frecuentes y pequeños (en todo caso, es probable que no toleres los abundantes). Y eleva un poco la parte superior de tu cuerpo con una almohada o dos por la noche, para impedir que el ácido regrese a tu esófago. Beber mucha agua y evitar los alimentos que son condimentados o altos en ácidos, como la salsa de tomate y los frutos cítricos, también ayuda. ¡Lo superarás! Tu cuerpo sigue produciendo líquido amniótico, pero los niveles pueden comenzar a disminuir pronto.

Asegúrate de avisar a tu médico si notas cualquier descarga de líquido, que puede ser un poco de fluido o un goteo lento y constante. Quizá sea difícil identificar la diferencia entre descarga de orina y de líquido amniótico. Una manera de confirmarlo es relajarte en la cama durante treinta minutos y hasta una hora después de hacer pipí. Si algún líquido sale cuando te levantes, si no tiene olor ni color, lo más probable es que sea líquido amniótico. Si los Kegels pueden interrumpirlo, es posible que sea orina. En cualquier caso, siempre es mejor confirmarlo, así que llama a tu proveedor de cuidados de la salud.

Tu bebé

Para esta semana, tu bebé ha perdido la mayoría del resbaloso vérnix que ha cubierto y protegido su piel. Además de suministrar nutrientes al bebé, alrededor de esta etapa la placenta continúa proveyendo anticuerpos para ayudar a protegerlo contra infecciones de bacterias y virus. De hecho, esos anticuerpos fortalecerán su sistema inmune durante los primeros seis meses de su vida. ¡Increíble!

La longitud total de tu bebé se aproxima a 21.5 pulgadas y, si pudieras asomarte al interior de tu barriga, notarías que las diminutas uñas de sus manos ya han llegado o han rebasado las puntas de sus dedos. Necesitará que le corten las uñas muy poco después de su llegada. (Es divertido pensar en la primera manicura de tu bebé, ¿no?)

Tu vida en este momento

Comprendemos por completo tu urgencia de permanecer en casa en este momento. Sin embargo, considera salir del nido y tener una cita por la noche. ¡Tantas como puedas! Piensa en lo siguiente: una vez que llegue el bebé, pasará bastante tiempo antes de que puedas salir a solas con tu pareja por la noche. Entonces, aprovecha la oportunidad de disfrutar algunas cenas románticas. Vayan a ver un par de películas. Asistan a un espectáculo. Sabemos que están emocionados por convertirse en padres. Sin embargo, ¿por qué no celebrar y aprovechar sus últimos días como una pareja sin hijos? Además, con planes nocturnos próximos, pueden alejar de su mente la constante pregunta de cuándo será la gran premier del bebé.

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

“Después de mi cesárea, pedí a mi esposo que fuera a Babies “R” Us y me comprara el cinturón de soporte postparto. Me ayudó mucho y planeo llevármelo al hospital esta vez.” – cjyoung1130

COMENTARIOS