Seis semanas de embarazo

Seis semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Seis semanas de embarazo

Tu cuerpo

¿Recuerdas esos mareos que puedes haber sentido durante las últimas dos semanas? Para ahora pueden haberse convertido en náuseas matutinas que te llevan a abrazar el inodoro. Y para este momento es probable que te hayas percatado de que las náuseas matutinas no ocurren solo por las mañanas… sino todo el día. De acuerdo con el sitio de la Clínica Mayo, entre 50 y 90 por ciento de las mujeres embarazadas las tienen hasta cierto grado. ¿La causa? No se sabe con certeza, pero se piensa que las hormonas (en especial la hormona del embarazo o hCG) tienen relación con ello. Los niveles de estrógeno de tu cuerpo se incrementan con rapidez, junto con un aumento de progesterona, lo cual impide las contracciones uterinas y también ayuda a construir vasos sanguíneos para la nutrición del bebé en tu pared uterina. Entonces, a pesar de que no te sientas bien, estos altos niveles de hormonas ayudan a proteger y cuidar a tu bebé. De hecho, existen estudios que demuestran que las náuseas matutinas pueden estar asociadas con un riesgo menor de aborto. (Aunque esto no significa que seas más proclive al aborto si eres una de las mujeres afortunadas que no las sienten… ¡así que no te estreses!)

La buena noticia es que las náuseas matutinas por lo regular desaparecen al inicio del segundo trimestre. Hasta entonces, aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte a sentirte mejor.

Antes de acostarte por las noches, come un bocadillo que contenga algo de proteína (algunas investigaciones han demostrado que las proteínas son útiles, quizás porque ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre), como hummus con algunas zanahorias chiquitas.

Cuando tu reloj despertador se encienda por la mañana, mordisquea un par de galletas saladas y espera veinte minutos antes de levantarte de la cama.

A lo largo del día limita los alimentos grasosos y aquellos que sean ácidos, condimentados o picantes.

Come algo con jengibre. Se ha descubierto que el jengibre es efectivo para tratar las náuseas: prueba comer galletas de jengibre, dulce de jengibre o rebana raíz fresca de jengibre y cuécela en consomé de pollo para obtener una sopa que te asiente el estómago. También vale la pena probar “cerveza” de jengibre (sin alcohol), té de jengibre o puedes probar las cápsulas de jengibre, pero confírmalo primero con tu médico.

Revisa con tu médico para asegurarte de estar ingiriendo suficiente vitamina B6. Puede sugerirte que tomes de diez a 25 mg, tres veces al día. También puedes probar cereales fortificados, espinacas o plátanos, que son maneras naturales de recibir más vitamina B6.

Cómete un bagel. En algunos casos, la incorporación de más carbohidratos a la dieta parece ayudar a aliviar las náuseas.

Mordisquea un trozo de queso. Agregar más proteína en tu dieta, como soya, pescado y productos lácteos, puede ayudar también.

Sigue esta regla probada y comprobada para las náuseas matutinas: come con frecuencia alimentos pequeños y siempre ten a la mano un bocadillo de emergencia en tu bolso, para que no te quedes sin nada.

Tu bebé

¡En este momento tu bebé prepara motores para un gran brote de crecimiento! Para el final de esta semana, el pequeño (o pequeña) puede haber duplicado su tamaño. Los rasgos faciales comienzan a tomar forma: ojos, orejas y hasta la boca empiezan a formarse. El tubo neural que baja por la espalda de tu bebé se ha cerrado y el cerebro continúa en desarrollo, en lo que dará origen a sus tres partes principales: el prosencéfalo (que se encarga de la memoria, las emociones y las percepciones sensoriales), el mesencéfalo (involucrado en la visión, el oído y la función motriz) y el rombencéfalo (regula la respiración y el ritmo cardiaco). En esta etapa aparecen las protuberancias de las extremidades y también comienza a formarse el sistema digestivo.

Tu vida en este momento

Si las náuseas matutinas te dificultan mantener en el estómago todos los alimentos saludables que intentas comer, es probable que te preguntes (y te preocupes): ¿Mi bebé recibe los nutrientes que necesita? ¿Podrá crecer y desarrollarse? Bueno, puedes relajarte. Incluso si intentas vomitar varias veces al día, siempre que no te mueras de hambre, hagas el esfuerzo de comer una dieta balanceada, no pierdes mucho peso y tomas tus vitaminas prenatales (que también pueden ser pesadas para el estómago en esta etapa, así que resiste lo más que puedas), el bebé estará bien. ¿Aún estás preocupada? Llama a tu médico. Además de calmar tus temores, puede ofrecerte algunos consejos de nutrición. Y en definitiva llámalo si no puedes retener nada en el estómago. Las náuseas matutinas severas, conocidas como hiperémesis gravidarum, pueden ser peligrosas; por tanto, es necesario un tratamiento y una intervención temprana y proactiva.

Mamás como yo / Desearía haberlo sabido

Estrías: “El hecho de tener estrías o no depende mucho de la genética. Por tanto, puedes usar esas cremas, pero es probable que, si eres proclive a tenerlas, no puedas hacer mucho para evitarlas.” –littleone41

COMENTARIOS