Ocho semanas de embarazo

Ocho semanas de embarazo

¿Qué hay de nuevo esta semana?

Ocho semanas de embarazo

Tu cuerpo

¡Qué acidez! La indigestión y la inflamación son quejas comunes del embarazo; son síntomas causados por un proceso digestivo más lento, lo que en realidad permite a tu cuerpo absorber mejor los nutrientes que llegan a tu bebé. ¿Sientes acidez? ¿Estás toda inflamada? Intenta usar prendas holgadas (no es que te vistas con pantalones deportivos desaliñados – solo ropa que no sea ajustada) y sigue este consejo nutricional: come pequeños alimentos con frecuencia, mastica bien cada bocado y evita la comida grasosa y condimentada. ¡Y bebe mucha agua! Solo un recordatorio: no tomes píldoras, ni siquiera un antiácido de venta libre, sin hablar primero con tu médico, para confirmar que es seguro que tomes esos medicamentos.

Tu bebé

En términos de desarrollo, el corazón de tu bebé ya tiene cuatro ventrículos y la sangre circula por todo su cuerpo. Se forman arterias y venas y los intestinos se han movido al interior del cordón umbilical; más tarde migrarán de regreso a la cavidad abdominal de tu pequeño (es extraño). Justo después del final de esta semana puedes ver el inicio de los dedos, lo que con el tiempo se convertirá en los diez cerditos. Los oídos externos comienzan a presentarse y el cerebro del bebé continúa con su rápido desarrollo y crecimiento. Otros sucesos fascinantes: se forman los órganos sexuales, aunque todavía no existe algún signo externo obvio del género. Y tu bebé puede efectuar pequeños movimientos, como contraer el tronco y las protuberancias de las extremidades. Sin embargo, no te emociones demasiado. Esos primeros “movimientos” aún no son perceptibles.

Tu vida en este momento

¿Tienes “aumento de peso” en la mente? ¿Preocupada por aumentar la cantidad “adecuada” de libras por el embarazo? Todas las futuras mamás quieren aumentar de peso. Por lo regular apuestas por esas 25 a 35 libras recomendadas de aumento (más si estás baja de peso o si tu embarazo es múltiple; menos si tienes sobrepeso). Pero si te has enfrentado a un caso severo de náuseas matutinas, mareos o aversiones de comida, en esta etapa es posible que descubras que bajaste algunas libras en lugar de aumentarlas y, como es natural, eso te preocupa. Este tipo de variaciones en el peso desaparecen solas y a menudo no son motivo de preocupación. Muchas mujeres experimentan brotes de crecimiento, cuando aumentan varias libras con rapidez, pero luego se nivelan y pueden no subir tanto. Y a pesar de que tu médico deseará supervisar cualquier reducción de peso durante tu primer trimestre y a lo largo de tu embarazo, por lo regular es inocuo… y notarás que, una vez que tu apetito regrese en tu segundo y tercer trimestres, lo compensarás. (En todo caso, es entonces cuando ocurre la mayor parte del aumento de peso.)

Mamás como yo / Desearía haber sabido

Náuseas matutinas: “Para aliviarlas, yo mastico chicle de menta. ¡Cualquier cosa de menta me ayuda a aliviar esa molestia!” –mommy_2_n_angel

COMENTARIOS