July 12, 2012

El calor de verano y tu mascota

El calor de verano y tu mascota

Cómo prevenir que tu mascota sufra de calor durante el verano.

 

Cuando llega la temporada de verano, hay una variedad de actividades de las que puedes disfrutar con tu mascota como jugar Frisbee, dar un paseo por el parque y trotar por la playa. Pero también hay que tener en cuenta que las temperaturas incrementan, y el riesgo de que tu mascota sufra de un a hipertermia por el calor es más alto.

 

La hipertermia es el término médico que se relaciona con la incapacidad de la mascota para regular su propia temperatura. No sólo tu perro o gato se sentirá incómodo, también puede causarle daños temporales o permanentes a sus órganos.

 

Refresca a tu animal:

 

Manteniendo a tus mascotas refrescadas e hidratadas es la clave para que estén sanos y contentos durante el calor del verano. Asegúrate de darles agua fresca a todas horas. Cuando salgas al parque para jugar con tu mascota, trata de poner los tazones de agua en un lugar fresco y con sombra. Se te recomienda que no lo ates afuera o le limites su movimiento, ya que le impides que encuentre un lugar con sombra en el patio.

 

También se sugiere que pongas cubos de hielo en los tazones de agua para mantener el agua fría durante el día.

 

Si trotas con tu perro, sólo hazlo durante los tiempos más frescos del día y en el lugar donde veas que haya más sombra. Examina la temperatura del asfalto, ya que puede estar muy caliente para las patas de tu perro.

 

Las mascotas y los carros estacionados son una combinación peligrosa

 

Aquellas mascotas que se dejan en el carro estacionado en un día caluroso, corren el riesgo de sufrir de hipertermia.

 

Nuestro consejo: No dejes a tu mascota adentro de tu vehículo, incluso si es por poco tiempo. No le hagas ese daño ya que puede traer graves consecuencias.

 

Si piensas que al dejar las ventanas abiertas vas a mantener a tu mascota fresca, estás equivocada. Tu mascota corre el riesgo de que sufra de calor y de que sea robada.

 

No olvides, que si ves a un animal que pueda estar en peligro en un automóvil estacionado y no encuentras el dueño, comunícate con tu agencia local de cuidado de animales o a la policía.

 

Cuando tienes que preocuparte y cuando no:

 

El riesgo de sufrir de hipertermia durante el verano aumenta en los animales domésticos que han sufrido de obesidad, hipertermia, problemas respiratorios o de corazón, animales muy jóvenes y muy viejos. Sin embargo, todas las mascotas tienen un alto riesgo cuando están deshidratados o cuando no están en espacios ventilados.

 

Si notas que tu perro o gato está jadeando, puede ser un síntoma de hipertermia. También, si a tu mascota le cambió el color de las encías de rosado a un marrón o si su lengua esta roja o morada, es un síntoma de que está sufriendo de hipertermia. En general, cuando ellos sufren de hipertermia, lucen confusos, débiles o desorientados. ¡Hasta pueden vomitar o desmayarse!

 

Si sospechas que tu mascota está sufriendo de estos síntomas, llévalo a un lugar fresco. Aplícale agua fría (que no sea hielo) en el cuerpo, ponle toallas frías sobre su cabeza, cuello y pecho y dale agua fresca. No lo esfuerces a que tome agua si no puede o no quiere y sólo déjalo que tome de a poquitos.

 

Por último, lleva a tu mascota al veterinario lo más pronto posible. Aun así, si vez que se mejora con las toallas y agua fría, llévalo al veterinario para que sea revisado. ¡Es mejor prevenir que lamentar!

 

¿Alguna vez tu mascota ha sufrido de hipertermia? ¿Qué tipo de actividades haces con tu perro o gato durante el verano?

COMENTARIOS