June 26, 2012

Si estás buscando empleo...

Si estás buscando empleo...

Por: Eugenia Perez Cerini

Ya han pasado dos meses desde que comenzaste la búsqueda de empleo. Has seguido las reglas de la búsqueda asistiendo a eventos de "networking" y publicando tu hoja de vida en Internet. Por su puesto, cuando menos lo esperas, suena el teléfono. Alguien en tu empresa preferida ha notado tu existencia y esta es tu oportunidad de brillar. ¿Estás realmente preparada para "venderte" como candidata ideal?

Obviamente, esto no es tarea fácil.

Para ayudarte con esta preparación, quiero compartir contigo algunos "tips" que pueden ser útiles a la hora de identificar el empleo que tanto has deseado.

Durante el contacto inicial con la empresa

- Averigua cuál es el proceso formal para solicitar empleo. La mayoría de las grandes empresas han automatizado su proceso de contratación, por lo tanto enviar tu hoja de vida a dichas empresas por correo o por fax no sería efectivo.

- Crea una cuenta de correo electrónico con tu nombre y apellido. La manera mas práctica de contactarse con los candidatos es por correo electrónico (que siempre debe ser incluido en tu hoja de vida) y si tu dirección de correo electrónico es "sweetgirl@mail.com", no vas a lucir muy profesional.

- Si envías tu hoja de vida por correo electrónico, es práctico que el archivo lleve tu nombre y apellido. Este detalle hará que otras personas puedan ubicar tu información mas rápidamente que si el documento llevara otro nombre (e.g. "resume1.doc").

- La comunicación verbal y escrita siempre debe ser formal. En cualquier interacción con empleados de la empresa deja ver tus cualidades como candidata. Saber expresarse es un requisito implícito de cualquier trabajo. Evita escribir correos electrónicos como si estuvieras teniendo una conversación cara a cara y muy importante no es escribas con abreviaturas.

- Dirígete a todas las personas como si pudieran ser tu jefe/a. No asumas que la persona con quien hablas no tiene poder o influencia sobre la decisión de ofrecerte el empleo. Muchas veces el jefe contacta directamente a los candidatos para concretar la entrevista.

Durante la entrevista

- ¡Llega temprano! Asegúrate de tener suficiente tiempo para llegar a tu destino teniendo en cuenta imprevistos. Si puedes, practica la ruta con unos días de anticipación.

- Tu vestimenta debe ser formal y conservadora. Estoy a favor de la libre expresión, pero en este caso, una vestimenta sobria indicará respeto. Lo importante es llamar la atención por tu capacidad y conocimiento para desempeñarte en el empleo, y no por mostrar tus atributos físicos.

- Deja tu huella al saludar. Dá la mano fuertemente establece contacto visual con tu entrevistador. Esto demuestra seguridad en ti misma y te hará más memorable que otros candidatos.

- Al sentarte, mantén una postura erguida. La entrevista es la parte crucial de cualquier búsqueda de empleo. Encuentra una postura cómoda que te permita enfocarte en el contenido de la conversación y no en lo incómoda que es la silla. En lo posible, evita los gestos faciales exagerados y mover constantemente las manos.

- Habla pausado y piensa en tus respuestas. Si la pregunta es: "¿Por qué crees que eres la persona indicada para este empleo?", no se espera que tengas la respuesta más brillante en menos de un segundo. Siempre es recomendable practicar tus respuestas con anterioridad. Internet es un buen recurso para encontrar ejemplos de preguntas típicas de entrevistas de empleo.

- Descríbete de manera favorable. Si durante la entrevista te preguntan sobre tus características menos favorables, trata de escoger aquellas que igual tengan un resultado positivo. Por ejemplo decir que eres perfeccionista con tu trabajo implica dedicación y responsabilidad.

Después de la entrevista

- Envía un correo electrónico de agradecimiento a todas las personas que te entrevistaron. En este correo electrónico puedes agradecer el interés de la empresa por querer conocerte, pero también puedes recordarles, en pocas palabras, los motivos por los cuales te crees la persona indicada para el empleo.

- Contacta a la persona que está contratando después unos días para recordarle tu interés y capacidad. Los empleadores saben que no son tu única opción de empleo, por lo tanto, con este correo electrónico tienes la oportunidad de dejarles saber que su empresa está dentro de tus favoritas.

- Sé prudente a la hora de hacer seguimientos. No todas las empresas te informan si tu solicitud de empleo ha sido denegada; por lo tanto, si en el transcurso de unas semanas no te han contactado, puedes deducir que probablemente no lo harán más adelante.

¡Buena suerte!

COMENTARIOS