July 12, 2012

Ansiedad por separación

Ansiedad por separación

Por: Cathryn Tobin, pediatra y autora de The Parent´s Problem Solver

 

La ansiedad por separación es como los niños demuestran que no quieren que te vayas. La mayoría de los niños pequeños sufren de esta angustia cuando empiezan a ir a la guardería o a la escuela. Incluso un niño que está acostumbrado a ir a la guardería puede sufrir de ansiedad cuando empieza la escuela por el cambio de ambiente. Sigue estas 15 estrategias para acabar con el problema.

 

1. No extiendas la despedida. Dale un beso y abrazo rápido y le demostrarás a tu hijo que tienes confianza en él y sabes que él puede sobrellevar la situación.

 

2. No te quedes. Tus hijos pueden sentir tu ansiedad y será más difícil calmarlos si te ven nerviosa.

 

3. Guarda una foto de tu familia dentro de su mochila para que pueda mirarla si te extraña durante el día.

 

4. No salgas a las escondidas. Tu niño tiene que saber que puede confiar en ti.

 

5. Crea una rutina de despedida especial para disfrutar con tu pequeña.

 

6. No sobornes a tu hijo o hija para que se comporte bien. Tiene el derecho de sentirse así y es completamente normal.

 

7. Debes hablarle claramente a tu pequeño. Asegúrate que entienda que tiene que ir a la escuela aunque tenga un berrinche.

 

8. No lo lleves a casa si está llorando porque aprenderá que con llorar va a conseguir lo que quiere.

 

9. Invita los niños de su aula a la casa para jugar. De esta forma tu hijo hará amigos y la transición será más fácil.

 

10. No te pongas brava. Debes mantener una actitud positiva cuando hables de la escuela, las maestras y los otros niños para que tu hijo se sienta seguro en su nuevo ambiente.

 

11. Pídele a tu esposo, familiar u otro padre de la aula llevar a tu hijo o hija un día y tu problema podrá desaparecer inmediatamente.

 

12. No hables de problemas o asuntos con la maestra por la mañana. Guarda las conversaciones y preguntas para el final del día.

 

13. Involucra a la maestra para que ayude a tu hijo con la transición.

 

14. No te sorprendas si después de vacaciones de la escuela el problema empiece de nuevo.

 

15. Debes confiar que tu hijo puede adaptarse a estos cambios positivos.

 

¿Tienes otra estrategia para ayudar a tu hijo o hija adaptarse a ir a la escuela? ¡Coméntalo!

COMENTARIOS