February 13, 2013

¿Eres mamá y trabajas fuera de tu casa?

¿Eres mamá y trabajas fuera de tu casa?

Cuando eres profesional, en tu trabajo se te exige que tengas las soluciones para la mayoría de los asuntos. Sin embargo, cuando además eres madre, es importante que entiendas que, cuando se trata de llevar con éxito los dos roles, "no eres la mujer maravilla, que está bien pedir ayuda y está bien admitir que no tenemos todas las respuestas".

Así lo entiende Tania Paz, una joven ejecutiva que hoy es Vicepresidente de Operaciones en Digital Media, para Telemundo Network. Tania es mamá de Nicholas -que está a punto de cumplir 1 año- y de Mathew, de 5. Ella enfrenta jornadas que comienzan muy temprano en la mañana y terminan a las 8 de la noche. ¿Cómo se organiza con sus hijos? ¡Estratégicamente!

Planéalo todo con inteligencia

Tania nos cuenta cómo ella le saca el mayor provecho al tiempo y, de ese modo, puede pasar la mayor cantidad de horas con sus hijos. ¡Toma nota!

1. Aprovechar las noches. "Yo jamás podría acostar a mis hijos a las 8 como otros padres, pues a esa hora recién estoy llegando a casa. Yo quiero pasar tiempo con ellos, que me cuenten cómo les fue el día, mimarlos, por lo cual a veces no se acuestan hasta las 9 o 10. La idea es que, al menos, siempre llevemos la misma rutina para irse a la cama: lavarse los dientes, ponerse el pijama, les leo un cuento y luego se duermen. ¿Qué hacen al día siguiente?... Se toman una siesta en la guardería".

2. Establecer turnos con tu esposo. "Mi marido entra a trabajar más temprano que yo para poder salir más temprano. Por las mañanas, me encargo de los niños -los desayunos, llevarlos al colegio y todo lo demás- antes de ir a trabajar. Él llega más temprano para poder cuidarlos por las tardes. Les da de comer, los baña y juega con ellos".

3. Siempre que se pueda, delegar las tareas domésticas. "Otra cosa que nos ayuda es que contratamos los servicios de una agencia que limpia mi casa mientras trabajo. Así puedo pasar todo mi tiempo libre con mis pequeños".

4. Involucrar a los demás familiares. "Mi madre nos ayuda bastante, cuida a mis hijos para que mi marido y yo podamos salir en pareja. Cuando ella no puede, buscamos a otro familiar y, si no nos queda otra opción, contratamos una niñera".

5. Rodearse de amigos con hijos. "Tenemos muchos amigos con hijos y solemos hacer programas con estas familias: asados los fines de semanas, vacaciones en Disney, etc. Es un alivio porque mientras los mayores nos la pasamos bien y disfrutamos, nuestros hijos juegan entre ellos".

No te olvides de ti

En el ajetreo de tanta actividad, Tania busca tiempo para cuidarse a sí misma como mujer. "Aparte de ser madre, esposa, profesional, es importantísimo que no nos olvidemos que al fin y al cabo, somos mujeres. Tenemos que mimarnos un poco. Me encanta ir al Spa, hacerme un facial o una manicura. Así le doy balance a mi vida".

Para otras cosas como salir de compras o a comer con una amiga, Tania suele llevar a su hijo mayor, mientras que su marido se queda en casa con el pequeño, o viceversa. "Antes los dejaba a los dos en casa con una niñera, pero esto es bastante caro. Además, me parece importantísimo dedicarle tiempo individualmente a cada de mis hijos".

La decisión de no abandonar la carrera

Si bien en algún momento Tania consideró dejar de trabajar para cuidar a sus hijos, finalmente decidió no hacerlo. "Mi carrera estaba avanzando de una manera muy positiva, algo por lo que había trabajado por mucho tiempo y, aunque suene un poco egoísta, no quería sacrificarlo todo", comenta.

Tuvo la suerte de tener a su madre cerca cuando nacieron sus hijos. "Cuando nació mi primer hijo, ella se pudo quedar con él hasta que cumplió un año. Luego, lo dejé en una guardería y creo que la experiencia le sirvió para hacerlo más sociable e independiente. Cómo vi que esto fue positivo, lo repetí con mi segundo hijo".

Por otro lado, se confiesa incapaz de trabajar desde su casa. "No me gusta trabajar sola, sino colaborar con mis colegas. Me gusta la dinámica de trabajar en equipo, algo que no tendría si me quedase en casa. Me siento verdaderamente dichosa por tener un grupo de colegas que sean tan unidos y en un ámbito de trabajo como Telemundo, donde trabajo desde hace 12 años. Son como parte de mi familia".

Ella considera de suma importancia que sus hijos crezcan con la imagen de una mamá que trabaja. "Mucho más allá de darles un buen pasar económico, les ofrezco un buen ejemplo. Heredarán de mí y de su padre una buena ética de trabajo".

En efecto, ella misma creció con una madre que tuvo que salir a trabajar por razones económicas. "No tuvo la opción de quedarse en casa con nosotros, pero fue un ejemplo muy bueno para mis hermanos y para mí. Me enseño que sí se puede ser madre y trabajar fuera de casa. Hasta el día de hoy, ella me da ciertos consejos de cómo puedo manejar mi carrera profesional". Las experiencias de su propia madre le dieron la seguridad de que podría trabajar y ser madre a la vez.

COMENTARIOS