Tu bebé de 11 semanas

Tu bebé de 11 semanas

Tu bebé comprende el concepto de causa y efecto

Tu bebé de 11 semanas

Tu bebé

Tu bebé ha comenzado a comprender el concepto de causa y efecto. Para este momento, él ya sabe que si llora, tú acudes. Él sabe que, por lo regular, una sonrisa provoca otra sonrisa. ¡Y también comienza a darse cuenta de que puede hacer que las cosas sucedan! Combina sus movimientos cada vez más coordinados con una comprensión básica de causa y efecto y tendrás un bebé con una misión. Lo anterior convierte a esta semana en una grandiosa oportunidad para introducir juguetes interactivos; ya sabes, los juguetes que de alguna manera responden cuando tu bebé los toca. Las sonajeras son clásicas: el bebé las empuja o las sacude y estas emiten un sonido. Desde luego, existe gran variedad de juguetes de alta tecnología que también se mueven, vibran o reproducen música como respuesta al contacto de tu pequeño. Busca algo relativamente simple. Demasiadas luces y sonidos pueden abrumar a un bebé con facilidad (¡y volver loca a mamá!). Asegúrate de que todos los juguetes sean seguros y apropiados para su edad. En esta etapa, eso significa que todos los juguetes deben ser más grandes que el puño de tu bebé y tener bordes redondeados. Los juguetes de segunda mano están bien, siempre y cuando hayan sido limpiados de manera adecuada. Revisa también la lista de recordatorios. En términos físicos, tu bebé ya puede haber descubierto cómo empujarse con el pie cuando yace bocabajo. La mayoría de los bebés no gatean sino hasta alrededor de los seis meses de edad, pero no pasará mucho tiempo antes de que comience a empujarse por el suelo.

Tu vida

Echa un vistazo a tu casa. ¿Qué ves? Si eres como la mayoría de los papás, es probable que la respuesta sea cosas de bebés, cosas de bebés, ¡cosas de bebés! Los bebés pueden ser pequeños, pero sus cosas, desde calentadores de biberones hasta sillas mecedoras, ocupan mucho espacio. Intenta mantener una habitación como zona amigable para adultos: comprométete a recoger y guardar todas las cosas de bebé que estén en esa habitación al final del día, para que tú y tu pareja cuenten con un refugio relajante. Hablando de organizar el caos… ahora es momento de pensar en introducir un horario. No nos referimos a un programa rígido y regulado hora tras hora; con un bebé en casa, tienes que ser adaptable. Sin embargo, ahora que el infante es mayor, quizá notes que él mismo estructura un horario propio. Puede despertar a las seis de la mañana, por ejemplo, y volver a dormir alrededor de dos horas después de su alimento matutino. Construir tu día alrededor del horario emergente de tu bebé le permite saber qué esperar (los bebés necesitan rutinas) y a ti te permite tener bloques de tiempo para realizar tus otras tareas.

Mamás como yo Baja provisión:

Tienes que estimular tu cuerpo para que produzca leche mediante el bombeo o haciendo que tu bebé se sujete a tu pecho. Y el momento más importante es por la noche, cuando menos quieres hacerte cargo de ello. He escuchado que las hormonas que producen leche son más abundantes por la noche, así que usar el tira-leche o alimentar al bebé a esa hora ayudará a tu producción. -rikki-tikki-tavi

COMENTARIOS