Tu bebé de 23 semanas

Tu bebé de 23 semanas

Ya es tiempo de sacar las cucharas para bebé

Tu bebé de 23 semanas

Tu bebé

¿Ya se sienta tu bebé? Si no, pronto lo hará. La mayoría de los bebés son capaces de sentarse de manera independiente alrededor de los seis meses de vida, pero no te preocupes si el tuyo aprende un poco después. Sentarse, como todos los hitos del desarrollo, ocurre de acuerdo con la agenda de tu bebé, no con un calendario.

Puedes motivar a tu bebé colocándolo sentado sobre el suelo y luego retira tus manos poco a poco. Quédate cerca porque es probable que tarde o temprano se incline hacia un lado o hacia el otro. Quizá también notes que tu bebé usa sus manos para apoyarse cuando está sentado. A medida que se fortalece (y a medida que su curiosidad natural causa que busque otros juguetes con las manos), se sentará erguido, primero usando una mano como apoyo y luego de manera independiente.

Ahora debes programar la revisión médica de los seis meses de tu bebé. Su médico querrá evaluar su crecimiento y desarrollo, además de administrar la tercera ronda de inmunizaciones. Algo que debes tener presente: muchos bebés desarrollan temor ante los extraños en esta etapa, así que no te sorprendas si tu bebé grita tan pronto el médico entra al consultorio. Solo mantenlo en tu regazo y conserva la calma. La mayoría de los pediatras están más que felices de realizar el examen con el bebé sentado en tus piernas. Y dado que los bebés asimilan las claves emocionales de las personas que los cuidan, al mantenerte tranquila tu bebé sabrá que el doc es aceptable, después de todo.

Tu vida

Si aún no lo haces, asegúrate de que tu bebé cuente con un sitio seguro para explorar. Un área alfombrada es, desde luego, mejor para las prácticas de sentarse que un suelo de mosaicos; si tu bebé se cae, es menos probable que se descalabre. Cuida también que no haya objetos pequeños en el suelo. Tu bebé puede sujetar cosas y, como sin duda ya te habrás dado cuenta, ¡todo termina en su boca!

Sin embargo, ser mamá es más que tener una casa segura para un bebé. Es fácil verte atrapada entre el trabajo y la maternidad; después de todo, tu bebé y tu trabajo absorben la mayoría de tus horas de vigilia. Pero es importante programar también un poco de tiempo con tus amigas. Las amigas, en especial las que también son mamás, te mantienen cuerda y te ofrecen el tipo de consejos de la vida real y de batalla que son tan difíciles de encontrar en cualquier otro lugar.

Convivir con tus amigas también incrementa tu energía emocional y te ayuda a reconectarte con la mujer dentro de la mamá. Sí, eres una mamá, pero también eres todavía una persona con ideas, sueños, deseos y anhelos. Pasar solo una tarde al mes en compañía de tus viejas amigas discutiendo sobre política o álbumes de fotos puede ayudarte a sentirte como una persona otra vez, en lugar de “solo” una mamá.

En términos ideales, tu círculo de amistades incluye una mezcla de amigos nuevos y viejos. Tus amigas previas al bebé pueden no comprender tu vida posterior al bebé, a menos que tengan hijos propios. Sin embargo, te conocen. Puedes encontrar amigas posteriores al bebé en cualquier parte. Como es probable que ya hayas notado, los bebés son excelentes para romper el hielo. Charla con otra mamá en el parque; si se simpatizan, hagan planes para reunirse en otra ocasión. Otros sitios para conocer madres amigas son las clases para mamá y bebé, la biblioteca, la iglesia e Internet.

Mamás como yo

Los zapatos a una edad temprana son solo decoración… es solo espectáculo, si quieren mi opinión. No los necesitan. Creo que son lindos, pero en realidad la mayoría del tiempo tienen calcetines o mamelucos, en todo caso. Cuando comienzan a caminar, pueden tener algunos zapatos para salir o algo, ¡pero muchos dirán que los pies descalzos son lo mejor para los nuevos caminantes!

COMENTARIOS