Tu bebé de 32 semanas

Tu bebé de 32 semanas

Introduce el lenguaje de señas a tu bebé.

Tu bebé de 32 semanas

Tu bebé

Comunicarte con tu bebé puede ser un desafío. ¿Cuántas veces te ha “pedido” algo solo para llorar de frustración porque no pudiste darle lo que quería? Introduce el lenguaje de señas de bebés.

La mayoría de los expertos recomiendan enseñar señas de bebés alrededor de los seis meses de edad, aunque cualquier momento es bueno para comenzar. Los bebés no siempre tienen la destreza para responder sino hasta los diez meses, pero está bien. Comienza ahora con unas cuantas señas simples (“más”, “leche”). Úsalas con consistencia. Tu bebé pronto comprenderá el significado de las señas y, cuando esté listo, también las hará.

Mientras tanto, ¡permítele usar esos deditos regordetes para alimentarse! Si aún no has comenzado con los alimentos que pueden comerse con las manos, intenta ofrecer a tu bebé una rebanada delgada de pan tostado integral o la mitad de un pastel de arroz. Además de permitirte descansar un poco de la cuchara, el hecho de entregarle las tareas de su propia alimentación le da la oportunidad de practicar la coordinación ojo-mano, al tiempo que explora la textura de una amplia variedad de alimentos. (Sí, esta es la manera elegante de decir: “es probable que pulverice el pan tostado”.)

El bebé también puede descubrir cómo aplaudir esta semana. ¡Es hora de jugar a las manitas calientes! Los bebés de esta edad también se fascinan con los conceptos de “adentro” y “afuera”, así que ofrécele algunas cajas vacías y unos bloques. ¡Se divertirá muchísimo metiendo los bloques y luego sacándolos! (Sí, esta es la manera elegante de decir: “¡los arrojará por todo el suelo!”.)

Tu vida

Ya es momento de tomar en serio la idea de ponerte en forma. Es muy fácil distraerte con las demandas de un bebé; después de todo, tu hijo todavía te necesita para casi todo. Sin embargo, descuidar tus propias necesidades no es bueno para nadie. Si comes bien y te ejercitas, vas a tener más energía y una perspectiva más positiva, lo cual en definitiva mejorará tu maternidad (¡por no mencionar tu relación con tu pareja!).

Comienza por comer bien. En lugar de comerte lo que tengas a la mano, tómate un poco de tiempo para elaborar un plan alimenticio. Suena anticuado, pero confía en nosotros: planear tus comidas por adelantado te ahorrará tiempo, dinero y calorías. Sé realista mientras planeas tus comidas. No planees cinco comidas gourmet en una semana. Si en algo te pareces a las demás mamás, necesitas comida que sea rápida y fácil. Quizá también desees planear tus comidas de acuerdo con los alimentos que en verdad te gustan. Agrega un poco de fruta y vegetales adicionales y cambia granos integrales por carbohidratos refinados, y comenzarás a comer mejor de inmediato.

El ejercicio es lo siguiente. Comienza por lo simple. Una caminata alrededor de tu cuadra con tu bebé es mejor que nada. Si puedes, procura caminar (o correr) por la mañana y por la noche. Los minutos se sumarán. Intenta también realizar un poco de entrenamiento de fuerza. Desarrollar tus músculos incrementa tu metabolismo, lo cual te facilitará deshacerte del peso restante del embarazo.

Mamás como yo Ansiedad de separación:

Experimenté lo mismo con David y Maya, en especial cuando ella está cansada al final del día. Cuando voy a prepararle el baño, mi amado esposo la tiene durante unos diez minutos. Ella llora cuando salgo de la habitación. Mi amado esposo ha aprendido a entretenerla con ruidos graciosos y sentándose en el suelo con ella para jugar con sus juguetes. –merrismom

De lo que hablan las mamás

Yo le narro mi día (¡y supongo que me escucho como si estuviera loca!), pero ella presta atención y sonríe mientras le digo “ahora, mamá va a sacar tooooda tu ropa de la secadora… después voy a doblarla y a guardarla…” Este “juego” puede no ser el más divertido del mundo, pero cuando ves algunas reacciones de tu bebé, ¡será lo más divertido de la historia! –anytude713

COMENTARIOS