Tu bebé de 41 semanas

Tu bebé de 41 semanas

Tu bebé comienza a imitar sonidos

Tu bebé de 41 semanas

Tu bebé

¡Prepárate para escuchar algunos sonidos interesantes provenientes de la boca de tu bebé! Su amor por la imitación significa que pronto escucharás sonidos de automóviles, ladridos de perros y toses falsas. La primera vez que escuches que reproduce un sonido, tú lo mirarás y sonreirás… y él estará fascinado. ¡Espera escuchar muchos ladridos más en los próximos días! Con el tiempo, la novedad perderá brillo y él dirigirá sus habilidades de imitador hacia el habla humana.

En términos físicos, la sujeción de tenaza de tu bebé está ahora muy bien establecida, lo cual significa que es capaz de recoger todo, desde motas de polvo hasta comida de perro. ¡Y casi todo eso va a su boca! Por fortuna, los bebés son resistentes; el polvo (y la comida de perro) no lo dañará. Pero, ¿qué tal si recoge un medicamento? ¿O una pequeña batería de reloj?

Si ves que tu bebé coloca un objeto cuestionable en su boca, ábrele la boca con una mano y recorre suavemente el interior con el dedo índice de la otra mano. Si no puedes encontrar el objeto pero estás segura de que ha ingerido algo peligroso –digamos, si hay un frasco abierto de medicamentos por allí cerca-, llama a tu centro de control de envenenamiento. Los expertos te indicarán lo que debes hacer.

Si tu bebé comienza a ahogarse, de inmediato voltéalo para que quede cabeza abajo, doblado sobre tu antebrazo, con la cabeza más abajo que su cuerpo. Dale cinco palmadas rápidas y firmes en la espalda, con golpe ascendente, luego vuelve a voltearlo y revisa su boca con tu dedo; el objeto ofensor puede haberse desatorado ya. Repite hasta que expulse el objeto. También es buena idea tomar un curso de RCP infantil… por si acaso.

Nunca subestimes la capacidad de tu bebé para llegar a los objetos deseados. A los diez meses, los bebés están comenzando a aprender cómo usar herramientas para obtener lo que desean. Entonces, ahora, si tu bebé quiere tus anteojos de sol, que están sobre tu saco, él jalará la manga de tu saco hasta que los anteojos para el sol caigan al suelo. ¡Es momento de incrementar las medidas de seguridad para bebés!

Tu vida Y, ¿a qué te dedicas?

Si eres una mamá en casa, esa increíblemente común y simple pregunta puede causar que te encojas. Ser “solo” una mamá no es un logro notable en una sociedad que otorga glamur a los puestos de alta paga y alto poder.

Tu elección para responder a esa pregunta, sin embargo, dice mucho sobre ti. Si murmuras una respuesta mientras bajas la mirada, no exactamente das la impresión de ser una mujer feliz y satisfecha. Si, por el contrario, respondes con gracia y aplomo, quizá cambies la opinión de la otra persona acerca de las mamás en casa y te ganes la gratitud de todos los padres en casa del mundo.

Criar a un niño requiere una considerable cantidad de habilidad (¡y una tremenda cantidad de paciencia!). Tanto si trabajas en casa como fuera de ella, ¡siéntete orgullosa de tu trabajo! Pero no temas destacar otros aspectos de tu vida también. Limpiar barbillas y cambiar pañales puede tomar gran parte de tu tiempo, pero tú también tienes intereses intelectuales y pasatiempos. Habla sobre tu trabajo voluntario, tu viaje a Belice o tu club de álbumes. Haz preguntas. La mayoría de la gente adora hablar sobre sus intereses personales. ¿Quién sabe? A lo mejor podrías hacer una nueva amistad.

Mamás como yo

Esto me demuestra que mi preocupación es 99% del tiempo por nada. Cuando la gente dice que los bebés hacen las cosas a su propio tiempo, bueno, ¡es verdad! En el futuro, voy a intentar mantenerme libre de preocupaciones acerca de estas tonterías y solo disfrutaré ver crecer a mi bebita como ella prefiera. Y es una locura la rapidez con la cual pueden aprender cosas nuevas. Lo único que temo que Jane no puede aprender es cómo dormir más de tres horas seguidas.

COMENTARIOS