Tu bebé de 47 semanas

Tu bebé de 47 semanas

Las necesidades de tu bebé se simplifican

Tu bebé de 47 semanas

Tu bebé

Las necesidades de tu bebé son bastante sencillas. Necesita alimento, ropa, espacio para explorar y alguien que lo cuide. Eso es todo. No se requieren aparatos costosos.

Desde luego, existe toda clase de dispositivos que prometen convertir a tu hijo en el siguiente niño genio, pero la verdad es que la mayoría de los bebés están bien con lo básico. No necesitas un elegante calentador para su comida; a esta edad, tu bebé es más que capaz de comer comida de mesa en trocitos pequeños. No necesitas un elaborado centro de actividades para tu bebé; en todo caso, la mayoría de los bebés prefieren explorar las alacenas de la cocina.

La paternidad de baja tecnología puede parecerte extraña; después de todo, vivimos una cultura donde más es más. Sin embargo, tú y tu hijo pueden divertirse mucho con cajas vacías, libros y cucharas. Tu pequeño científico sentirá una particular fascinación por los juguetes y objetos que le permitan separar, comparar y categorizar. Intenta darle un conjunto de cajas de diferentes tamaños y muéstrale cómo caben unas dentro de otras. Entrégale algunas tazas medidoras de cocina y una cubeta en la tina de baño y permítele aprender sobre el volumen. Pega una cuerda a una caja vacía y muéstrale cómo trasladar sus juguetes de una habitación a otra. (Mejor aún, ¡déjalo descubrirlo por sí mismo!) Él mejorará su coordinación ojo-mano, refinará las habilidades motoras gruesas y desarrollará una comprensión sobre el tamaño, la forma y las propiedades físicas de la materia. (¡Y tú pensabas que tu bebé solo jugaba todo el día!)

Aunque todavía falte mucho tiempo antes de que tu bebé esté listo para asistir a la escuela de buenas maneras, no es demasiado pronto para enseñarle algunos modales. Tu bebé no será capaz de decir “por favor” y “gracias” durante un tiempo, pero las buenas maneras nunca son una pérdida de tiempo. Si tratas a tu bebé (y a otras personas) con respeto, tu bebé aprenderá a hacer lo mismo. Entonces, la próxima vez que tu bebé te ofrezca un bocado de su galleta a medio masticar, sonríe y di “gracias”. ¡Y luego finge darle una mordida!

Tu vida

¿Cuándo fue la última vez que saliste con tus amigas por la noche? Toda mamá necesita tiempo con sus amigas y, aunque valores mucho los invaluables consejos de tus amigas mamás, a veces necesitas una noche que no se refiera por completo a los niños. Entonces, levanta el teléfono y comienza a marcar. Quizá necesites planear algo para el mes siguiente (después de todo, las mamás son personas ocupadas), pero el esfuerzo valdrá la pena.

Tomarte el tiempo para nutrir tus amistades en realidad te convertirán en una mejor esposa y madre. Es difícil ser una persona paciente y generosa cuando no duermes lo suficiente y estás abrumada por el desorden y el caos. Darte un descanso de tu rutina normal te relajará y renovará tu vigor.

Considera establecer algunas tradiciones. Tanto si se trata de una escapada anual con las amigas o una cena semanal, las tradiciones de la amistad conectan a los amigos a través del tiempo y la distancia. Puedes construir una tradición alrededor de un interés mutuo (¿qué tal un club de lectura?) o una actividad ya establecida. Haz sagrada tu tradición. A pesar de que todo el mundo comprende que las mamás tienen que escabullirse al último minuto, ¡las tradiciones son especiales porque tienen prioridad sobre las actividades regulares de la vida diaria!

Mamás como yo

Aidan no habla nada. En ocasiones dice “papá”, pero en realidad no sé si se refiere a su papá o no porque lo dice todo el tiempo. Si le pido que diga “sí”, a veces dice “shi” pero no usualmente. Por lo demás, en su mayoría son sonidos. Puedo hacer que repita cosas como tronar la lengua, aplaudir, arrojar besos o mover la mano para saludar. –karma_kitty

COMENTARIOS