Tu bebé de 5 semanas

Tu bebé de 5 semanas

¿Cuántas veces te levantaste anoche? ¿Una? ¿Dos? ¿Tres?

Tu bebé de 5 semanas

Tu bebé

¿Cuántas veces te levantaste anoche? ¿Una? ¿Dos? ¿Tres? La mayoría de los bebés de cinco semanas no duermen todavía durante toda la noche. Aún necesitan alimentarse con frecuencia (¡está creciendo tan rápido!), así que no te sorprenda tener que despertar una o dos veces durante la noche… al menos durante unas cuantas semanas más. (Algunos bebés comienzan a dormir cinco o seis horas seguidas alrededor de la sexta semana de vida. Otros no duermen toda la noche sino hasta la segunda mitad del primer año.) Cuando acuestes a tu bebé, asegúrate de acostarlo de espaldas y sin nada más en su cuna, ni siquiera sábanas. Numerosos estudios han demostrado que la posición de espaldas al dormir es la más segura; dormir bocabajo incrementa el riesgo de sufrir síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Sin embargo, durante el día asegúrate de darle suficiente tiempo sobre su barriga para fortalecer los músculos de su cuello y espalda. Si no le gusta mucho, recuéstalo bocabajo sobre tu pecho.

¿Tienes termómetro en tu casa? ¿Sabes cómo tomar la temperatura rectal? (No te asustes.) A pesar de que los recién nacidos están protegidos contra una amplia variedad de enfermedades gracias a que absorben la inmunidad de mamá, los bebés también pueden enfermar. Entonces, prepárate: compra acetaminofeno e ibuprofeno infantil por si acaso. (Los viajes a la farmacia a las dos de la mañana nunca son divertidos.) Sin embargo, no des nada a tu bebé sin consultarlo primero con tu médico. Las dosis de medicamentos se basan en el peso; tu proveedor de servicios de salud te ayudará a calcular la dosis correcta para tu situación particular. También es buena idea tener un vaporizador en frío y un aspirador nasal en casa. Ambos pueden ayudar a tu bebé a respirar con más facilidad cuando tenga un resfriado. ¿Le das leche materna? Si todo marcha bien, quizá desees introducir el biberón esta semana, si aún no lo has hecho. Si le das pecho pero te exige demasiado esfuerzo, lee nuestros diez consejos antes de tirar la proverbial toalla. ¡Y llama a un asesor de lactancia! (¿Ya mencionamos que es el dinero que mejor hemos invertido?) Sin importar lo que decidas; es decir, continuar con la lactancia, suplementar con fórmula o alimentarlo solo con fórmula, depende solo de ti. No permitas que ninguna de las opciones te estrese. ¡Lo importante es que tu bebé está recibiendo todo lo que necesita de una mamá que lo ama!

Tu vida

Tener un bebé lo cambia todo, ¿no es cierto? Es difícil incluso imaginar la vida antes de que llegara… ¡y solo han pasado cinco semanas! Solo asegúrate de atender también a tu pareja durante estas primeras semanas. Es fácil que los papás se sientan excluidos, en especial si mamá está dando pecho al bebé. Sin embargo, existen numerosas maneras de involucrar a papá y existen muchas maneras de involucrarte con papá. Si estás lista, y si has sanado por completo del parto de tu bebé, adelante: ten relaciones sexuales. Si no es así, no es tan grave. Muchas mujeres se sienten desmotivadas después del nacimiento de un bebé y muchas más solo están física y emocionalmente exhaustas por las demandas de cuidar a un bebé todo el día. Solo asegúrate de reconectarte con tu pareja de alguna manera. Tanto si se sientan juntos en el sofá a ver un programa de televisión como si salen juntos en su primera cita sin bebé, tu relación se beneficiará. Y, en última instancia, todo lo que sea bueno para mamá y papá, será bueno también para su hijo.

COMENTARIOS