Tu bebé de 6 semanas

Tu bebé de 6 semanas

¿Tu bebé tiene cólicos?

Tu bebé de 6 semanas

Tu bebé

¿Tu bebé tiene cólicos? La sabiduría contemporánea ha culpado a los “gases” por los periodos regulares y a veces extendidos de llanto e irritabilidad. Sin embargo, la mayoría de los expertos dudan mucho de esa explicación. Desde luego, nosotros tampoco sabemos con exactitud qué es lo que causa los cólicos. La buena noticia es que el cólico por lo regular desaparece alrededor del tercer mes de vida. La mala noticia es que suele incrementarse… justo ahora.

Vivir con cólico puede ser difícil, así que es importante contar con muchas ideas para calmar al bebé. Algunos padres optan por la atención quiropráctica; otros llevan al bebé a pasear en el automóvil siempre que se presenten los síntomas.

Sin embargo, cuando no está llorando, es probable que tu bebé sea adorable. Puede experimentar otro brote de crecimiento esta semana. También se vuelve cada vez más coordinado. Recuéstalo bocabajo y ya debe poder levantar la cabeza en un ángulo de 45 grados del suelo. Desde luego, aún cuesta mucho esfuerzo alzar esa cabeza tan pesada, así que mantente cerca de él para que puedas rescatarlo cuando se canse. También puedes darle un sonajero esta semana. Tendrás que colocárselo en la mano, pero puedes descubrir que ya puede sujetarlo durante un momento antes de soltarlo.

Este también es un buen momento para experimentar con un porta-bebés. A la mayoría de los bebés les encantan los panoramas nuevos, así que prueba un paseo con porta-bebé para variar.

Tu vida

La mayoría de las mamás necesitan alrededor de seis semanas para sentir que ya dominan el asunto. Para este momento es probable que ya conozcas las preferencias y los hábitos de tu bebé. Si le das pecho, tu suministro de leche se ha regularizado por completo, los pezones irritados pertenecen al pasado y tu bebé sabe con exactitud lo que hace. Si lo alimentas con biberón, ya has descubierto cuáles tetillas prefiere tu bebé y es probable que tengas la nevera llena de biberones, listos para usarse.

Sin embargo, justo cuando ya tienes todo bajo control, la vida te trae una sorpresa. Para muchas mamás, las seis semanas marcan el regreso al trabajo. No te engañaremos: no es fácil dejar a tu bebé. Sin embargo, olvídate de la culpa materna. Muchas, muchas mamás trabajan… y sus bebés están bien. Una guardería confiable (Y un respaldo confiable) te servirá mucho para tranquilizar tu mente. El mismo efecto tendrá el hecho de invertir tiempo de calidad con tu bebé cuando llegues a casa. Continuar alimentándolo con leche materna es otra manera de permanecer conectada con tu bebé.

No olvides tu revisión post-parto. Tu médico querrá revisarte para asegurarse de que te has recuperado por completo del parto de tu bebé.

Mamás como yo

Náuseas o asfixia durante la lactancia: lo que en verdad ayuda a muchas mujeres es la alimentación bloqueada. Dale pecho de un solo lado (no cambies de seno) durante tres horas y luego prueba con el otro lado durante tres horas. Continúa así durante todo el día. -loramz

COMENTARIOS