Tu bebé de 7 semanas

Tu bebé de 7 semanas

tu bebé ya duerme durante ratos más largos

Tu bebé de 7 semanas

Tu bebé

Quizá tu bebé ya duerma durante ratos más largos esta semana. Sin embargo, una vez más, ¡puede que no sea así! Algunos bebés de siete semanas de vida duermen cinco o seis horas seguidas por noche. Otros continúan despertándose cada dos horas para comer. Como madre primeriza, es tentador pensar que algo bueno debes estar haciendo si tu bebé es “bueno para dormir”, y algo mal si se despierta a todas horas por la noche. Sin embargo, los bebés no funcionan de esa manera. Como todos los seres humanos, los bebés tienen diferentes necesidades de sueño. Algunos necesitan dormir más; otros menos. A las siete semanas, tu bebé aún está en proceso de adaptación a la vida fuera del útero. Que sea él quien marque su ritmo. Ya te comunicará lo que necesite.

Lo que todos los bebés necesitan es estimulación intelectual. ¿Sabías que su cerebro crece cinco centímetros en los primeros tres meses de vida? (Son casi dos pulgadas.) Pero no necesitas sacar las tarjetas de preparación para los exámenes SAT o hablar dos idiomas; los cerebros jóvenes adquieren toda la estimulación que necesitan a través de las actividades de la vida diaria. Con el simple hecho de cargar a tu bebé, estimulas sus receptores del tacto y lo haces sentir seguro y amado. Colgártelo con un porta-bebés mientras limpias la cocina le proporciona una multitud de panoramas, sonidos y olores para estimular su cerebro.

Mucho se ha escrito en años recientes acerca del efecto Mozart; es decir, la idea de que la música puede estimular el desarrollo cerebral. A pesar de que la música disminuye el estrés emocional, mejora la capacidad para hablar y establece las bases para la futura experiencia con la música, el hecho de escuchar música, incluso la de Mozart, no convertirá a tu hijo en un genio. La música debe ser divertida, así que pon tus canciones favoritas y baila con tu bebé; también puedes poner algunos sonidos tranquilizantes para ayudarlo (y ayudarte) a relajarse.

Tu bebé, por cierto, ahora ya puede seguirte con los ojos. Confírmalo: sostén una sonajera frente a él cuando esté tranquilo y alerta, luego mueve la sonajera lentamente hacia un lado. Sus ojos seguirán la sonajera.

Tu vida

En términos físicos, ya te has recuperado del parto. Tu útero ha recobrado su tamaño normal, previo al embarazo, y todos los desgarres, laceraciones o incisiones de cesárea han sanado. Tu periodo puede o no haber regresado. Si solo alimentas al bebé con fórmula, tu periodo menstrual en general regresará de la cuarta a décima semana posterior al nacimiento del bebé. Sin embargo, si aún le das pecho, puede pasar un año o más antes de que tu periodo regrese. (Solo recuerda: ¡puedes embarazarte antes de tu primer periodo posterior al parto!)

No obstante, tu vida nunca volverá a la normalidad. A pesar de que la mayoría de las mamás y los papás te dirán que tener un bebé ha mejorado su vida de innumerables maneras, muchos de ellos, bajo presión, también admitirán haber sufrido algunas punzadas de dolor. Es normal lamentar la pérdida de tu vida previa a la llegada del bebé. Solías quedarte en la cama hasta el mediodía los domingos; ahora estás despierta a la una, las tres, las cinco de la mañana… Solías tomar vacaciones espontáneas e invertir todo el día en hacer exactamente lo que te diera la gana; ahora, unas vacaciones significan cargar con todo el equipo para bebés y atender a tu pequeño a todas horas. Entonces, date permiso para sentirte triste. Tómate algún tiempo para procesar los complejos sentimientos que experimentas en este momento. Escribir un diario es una manera segura de expresar tus emociones.

Si te descubres ahogada en un torrente de sentimientos negativos, es momento de buscar ayuda. Es normal percibir un sentimiento ocasional de pérdida; no es normal imaginar que lastimas a tu bebé o a ti misma. Acude a tu pareja, amigos, familia y médico ahora mismo.

Mamás como yo

Consuelo para las vacunas: creo que darle pecho antes, durante si es posible y después de la vacunación es lo mejor que puedes hacer para consolar a tu bebé después de recibir vacunas - shabbyesque

COMENTARIOS