December 13, 2012

Sonia Castro

Sonia Castro

La madre de Diego fue quien más sufrió el escándalo vivido hace 20 años. Desde la indiferencia de los vecinos, hasta los ataques y amenazas de los padres de las víctima, por la seguridad de sus otros dos hijos, decidió partir con camas y maletas a la ciudad de Nueva York. Veinte años después y tras la liberación de su hijo, Sonia se ve arrepentida de haber hecho caso a las creencias de su marido y haber dejado a su hijo abandonado en una celda de 2 x 2 metros. Decidida a pagar sus culpas se acerca a su hijo, pero Martín ya no está dispuesto a perdonar, a quien lo dejó abandonado cuando tenía solo 10 años de edad.