January 9, 2013

Salvador Casas

Salvador Casas

El brazo derecho de Ezequiel Alvarado se ha convertido con el tiempo en un buen amigo de sus hijos. Desde muy joven ha trabajado para Ezequiel, convirtiéndose en el vicario. Por su jefe daría su brazo y pierna. Es leal a su mentor (algo que Martín no podrá hacer a pesar de sus consejos, cuando la historia se repita).