Mi sueño americano

Mi sueño americano
Defiendo lo que creo

Soy Nora Guzmán. Tengo diecisiete años. Nací en Estados Unidos de América, hija de Pedro y Lupe Guzmán, inmigrantes mexicanos que como tantos otros,

cruzaron la frontera en busca de una vida mejor.

 

Una de las primeras cosas que recuerdo de mi infancia, es la celebración del 4 de julio en el jardín de la casa de

mi tía en Texas. Yo nunca había visto estrellas de tantos colores. El cielo de América me parecía el más bonito del mundo: rojo encendido, azul plata, blanco

brillante. Esa noche, mi papá me regaló una banderita y me dijo: “Mijita, aquí vamos a ser felices”. Yo le creí. Un país con un cielo tan bonito, tiene que ser perfecto.

 

Mi papá y mi mamá se dedicaron a trabajar por esa felicidad a toda costa, desde que llegaron. Ellos nunca se quejaron. Estaban convencidos de que todo valía la pena. Yo lo sigo creyendo. Por eso pido a gritos que se apruebe el Dream Act… la ley que nos permitirá estudiar. Porque eso es lo que queremos: trabajar, estudiar, vivir por nuestra patria, que es ésta. Los inmigrantes también somos América. Esta es nuestra casa. Este es mi hogar, el único que conozco. Y yo también quiero cumplir mi sueño americano.

 

Más sobre lo que ocurre en el Sótano

COMENTARIOS