Sacramento Iglesias

Sacramento Iglesias
Sacramento será para Amanda un amigo fiel y noble protector
Comenta aquí

Nació cualquier día de una de las mujeres que se dedicaban al viejo oficio de la prostitución, a su madre la llamaban Penélope porque le gustaba mucho tejer.

 

Cuando Penélope se supo embarazada tuvo la certeza que el padre no respondería por el niño, y poco después del nacimiento del chiquillo, viajó a la costa para arreglar unos asuntos pendientes. Dejó al bebé en las puertas de la iglesia y no volvió nunca.

 

El niño se crió junto al Padre Alfonso, un fraile franciscano que acababa de llegar para evangelizar, y allí aprendió a colaborar por su sustento con todo tipo de oficios. Hacía de mandadero, ayudante de cocina y monaguillo.

 

De niño caminaba con los cordones desamarrados porque jamás aprendió a atárselos. Sacramento quería ser santo, para lograr que Dios perdonara a su madre, aunque no sabe si el mismo pueda perdonarla.

 

Sacramento será para Amanda un amigo fiel y hará todo lo posible por alejarla de la vida de perdición que ella ha escogido. Él será su protector y nunca dejará de amarla.

 

Fotos: Amigo y protector

 

Video: Conoce a Sacramento

 

COMENTARIOS