La Patrona

“La dejé tuerta”

Aracely Arámbula cuenta las dificultades que vivió para grabar la escena en la que Gabriela clava a Gertrudis una jeringa en el ojo.