Pasión Prohibida

El Sastrecillo Valiente

Compartir esta historia con su familia puede ser una manera muy divertida para enseñarles a nunca darse por vencidos para resolver cualquier problema, que más vale usar la cabeza y no la fuerza. Así lo comprobó el pequeño Sebastián, cuando con su inteligencia pudo vencer a dos niños mucho más grandes que él. No sólo se convirtió en el héroe de la clase sino que además, se ganó el amor de Laurita, la niña que lo volvía loco de amor.