Sipnosis de la Novela Relaciones peligrosas

Sipnosis de la Novela Relaciones peligrosas
Amores señalados, amores discriminados y juzgados: Cuando el sentimiento más soñado llega a convertirse en una pesadilla.

Miranda, una maestra recién graduada, y a punto de comenzar a trabajar como educadora de un colegio de secundaria, se enamora de Mauricio, un joven a quien le lleva unos cuantos años de edad. No solo comienza para ella, el conflicto de la diferencia de edad entre los dos, sino que Mauricio será uno de los alumnos del plantel donde pronto comenzara a trabajar. Esto se convertirá en una de las situaciones más difíciles por las que a esta pareja les tocara pasar, una vez descubran que se han enamorado realmente, y no como inicialmente se podía creer, en pensar que solo se trataría de una especie de juego para ambos. Miranda tratara de luchar contra todo ese remolino de sentimientos, que por una parte la hace vibrar como joven y por la otra, la llevara a enfrentarse a grandes conflictos internos, éticos y sociales. Pero mientras más trate de luchar contra sus sentimientos, mas profundo irá cayendo. Tanto como que ya será demasiado tarde cuando además de todo tenga que percatarse que se ha colocado al margen de la ley por haberse involucrado con un menor de edad.

 

El escenario principal es un colegio bilingüe de la ciudad de Miami (español / inglés). Allí conoceremos a cuatro jóvenes profesores que se enfrentan al reto de enseñar por primera vez. Las intensas relaciones que se generan entre ellos mismos y con sus estudiantes adolescentes, nos conducirán por un camino de drama, pasiones, dudas, inseguridades, fracasos y éxitos narrados con la crudeza y el realismo que plaga la vida de muchas familias de hoy que luchan por vivir, y en muchos casos, por sobrevivir, en los Estados Unidos.

 

La mayoría de los personajes, son inmigrantes latinos que conviven con los nacidos aquí. Cada uno con sus particularidades y su propia historia como equipaje. Un crisol de nacionalidades, de sueños, aspiraciones y maneras de enfrentar la vida. Algunos de los ellos no dominan el inglés plenamente, otros no hablan español, algunos ni español ni inglés. Unos provienen de familias de bajos recursos y otros lo tienen todo. Unos se verán obligados a hacer lo que sea por lograr el manido y anhelado “sueño americano”. Otros lo tienen y más bien quisieran despertar de él. Todos enfrentados a la dura realidad de estar en un país que no les pertenece.

 

Por otro lado, dos estudiantes jóvenes viven un amor interracial. Ellos se aman como lo hicieron Romeo y Julieta, pero tienen un gran problema: Sofía es blanca y Jean Pierre es un negro Haitiano-Dominicano, un tema tabú que levantará polémica.

 

Gonzalo es un adolescente que acaba de llegar a Estados Unidos a reunirse con una madre que lo dejó en México cuando apenas era un niño y llega a un hogar donde nadie lo conoce ni él conoce a nadie. Con una madre con la que sólo habló por teléfono durante 10 años, una hermanita que no habla español y un padrastro americano que apenas puede comunicarse con él. Este joven vive en una casa donde se desayuna con chilaquiles en una mitad de la mesa y con panquecas en la otra mitad. Gonzalo usa el odio acumulado para convertirse en el bully del colegio, la pesadilla de los menos fuertes físicamente.

 

Una historia donde no hay villanos. La villanía no tiene nombre de persona, sino será representada bajo términos como: la intolerancia, la discriminación, el odio, la burla, la incomprensión, la falta de comunicación familiar, la impotencia, la soledad, el abandono, la frustración, la adicción, las pasiones prohibidas, el racismo, la depresión, el abuso, la violencia. En fin, todas aquellas sensaciones que nos pone la vida por delante durante la larga carrera de convertirnos de niños a adultos, o de pasar de una etapa de vida a otra. Ese difícil tránsito vivencial, pero a la vez, lleno de bonitas esperanzadoras experiencias, dejaran siempre claro que el hogar, la familia y los buenos amigos serán la plataforma ideal para el balance de la felicidad.

 

Igual que sucede en la vida real, vemos una persona y su físico nos atrae, nos hace soñar o al revés, nos asquea o nos repele. Tal como los compuestos químicos en un laboratorio: hay compatibilidad o rechazo. Unas veces las relaciones de los seres humanos comienzan por la atracción que genera el físico y otras veces, por la química... pero lo cierto es que el amor en una pareja siempre comienza por lo físico o por la química.

 

COMENTARIOS