Victoria

Mercedes de Santiesteban

Mercedes de Santiesteban Mercedes de Santiesteban
Mercedes de Santiesteban

Tradicionalista, conservadora y rígida en su personalidad, Mercedes, madre de Victoria y a quién sus nietos llaman Memé, es la mujer clásica criada en los años cincuenta, en un mundo represivo y lleno de tabúes. Se casó a los 23 años y de inmediato quedó embarazada de Victoria, su hija mayor. Enviudó 15 años atrás y desde entonces vive sola, acompañada únicamente por una empleada doméstica que más parece una esclava. Mercedes es una mujer activa y enérgica, que a pesar de su edad es completamente independiente y considera las diferencias de clase, diferencias sagradas.

Su marido tuvo varias amantes durante su vida de casados, eso y el hecho de haber sido siempre sumisa ante él y la sociedad siguiendo las rígidas normas de su clase, la convirtieron en una mujer fría, incapaz de expresar su cariño por sus hijos o sus nietos. Aunque nadie le pida su opinión, Memé es siempre la conciencia de la familia y no tiene reparo en juzgar, desde su punto de vista inflexible, las acciones de todos.

Cuando Enrique deja a Victoria, Memé le insiste a su hija que lo recupere y le perdone su infidelidad y le recalca que a la edad de ella, se vería ridículo empezar una nueva vida. A Jerónimo lo odia, pues pone a su familia en verguenza con sus preciadas amistades. A Paula la admira, pero le parece que se preocupa demasiado por su carrera; a Santiago le recrimina que no quiera ser "alguien" y a Mariana la sobreprotege, pues la considera una víctima de las circunstancias. Tiene otra hija, Fernanda, que es su orgullo, pues se casó con un hombre adinerado que la mantiene como una reina y de quien tiene dos nietos que asisten a las Universidades más prestigiosas de los Estados Unidos.

 

COMENTARIOS